BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

jueves, 29 de noviembre de 2007

Jacques Maritain


La Filosofía Política no pretende desalojar o reemplazar ni a la sociología ni a la ciencia política. Sin embargo, siendo más abstracta y menos orientada a los detalles de los fenómenos, eleva la materia objeto de la investigación sociológica y científico-política, tanto a un grado más alto de inteligibilidad, como aun grado mayor de practicabilidad, porque aprecia dicho material bajo la luz y la perspectiva de un conocimiento más profundo y más comprensivo, un conocimiento sabio del Hombre, cual es la Ética y trata, por ello, precisamente de los fines y normas de la conducta humana.

Acabo de aludir al carácter 'práctico' de la filosofía política. ¿No parece esto en realidad paradójico, dado que la filosofía política, al igual que lo hace en el plano más amplio la filosofía moral, considera las cosas no sólo como ellas son, sino también como ellas deberían ser? ¿No es precisamente esta distinción entre deber ser y ser un signo más bien de la ineficacia que no del carácter práctico de la filosofía política?

Esta objeción tiene su origen en una visión bastante superficial de los asuntos humanos. Desprecia el hecho que el hombre es un agente intelectual que, por débil y carnal que sea, tiene un espíritu en sí. El hombre traiciona sus ideales pero es empujado por ellos y no puede actuar sin ellos. ¿Cómo podría ser posible traicionar un deber ser si ese deber ser no fuera un incentivo para conseguir que algo sea, es decir, un incentivo para la acción?

La filosofía política no sólo es 'práctica', en el sentido que trata de las acciones humanas y de sus fines, normas y condiciones de existencia; sino que es, a pesar de los sarcasmos de los llamados hombres prácticos, eficaz y eficaz en grado sumo, porque la esperanza tiene que ver con el deber ser de las cosas, no con lo que las cosas son, y el hombre no puede vivir y actuar sin esperanza.

La filosofía política es eficaz y eficaz en grado sumo, porque tiene que ver con las esperanzas terrestres de la comunidad humana."

(Prefacio a 'The Social and Political Philosophy of Jacques Maritain', de Joseph W. Evans y Leo R. Ward)
.

No hay comentarios: