BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 23 de enero de 2008

APROBADA UNANIMAMENTE REFORMA PREVISIONAL EN CHILE.


En forma unánime fue aprobada en el Congreso la Reforma Provisional impulsada por el Gobierno, iniciativa histórica a la que sólo le falta la firma de la Presidenta Michelle Bachelet para convertirse en ley y poner en marcha un nuevo sistema que garantiza una pensión digna para miles de chilenas y chilenos.

Este profundo cambio al sistema, que regirá gradualmente desde julio próximo, incluye medidas destinadas a aumentar las cotizaciones de los distintos sectores de la sociedad -mujeres, jóvenes, trabajadores independientes y dueñas de casa, entre otros- para que cuenten con ingresos más seguros durante la vejez. Busca, además, generar mecanismos de mayor competencia en el mercado y fortalecer la fiscalización para resguardar los derechos ciudadanos.

La Jefa de Estado valoró la aprobación de la iniciativa afirmando que con ella “Chile da un paso decisivo hacia un orden social más justo, más solidario, en definitiva, más humano”. Asimismo enfatizó que esta transformación “se irá dimensionando con el tiempo, como ha ocurrido con las grandes reformas que han marcado nuestra vida republicana”.

Una reforma solidaria

La Reforma Previsional se sustenta en diez pilares que buscan introducir cambios profundos al sistema previsional que se inició en 1981 con el establecimiento del régimen de capitalización individual.

La más importante de esas transformaciones será la creación del Sistema de Pensiones Solidarias (SPS), que:

Permitirá entregar una Pensión Básica Solidaria (PBS) de 60 mil pesos a las personas de los sectores pobres, la que llegará a 75 mil pesos a partir de julio del año 2009.
.
Crea un Aporte Previsional Solidario (APS) que, desde julio, aumentará los ingresos para quienes reciben pensiones de hasta $70 mil pesos. Desde julio de 2009 beneficiará a los que tengan una pensión menor a $120 mil pesos, y desde 2012 a las personas que tengan pensiones inferiores a los $255 mil pesos.
.
Estos beneficios se aplicarán progresivamente hasta el año 2012 y así favorecerán al 60% de las personas con menores ingresos.
.
Al término del actual gobierno, se espera que más de 800 mil personas sean parte del nuevo sistema, cifra que llegará al millón trescientas mil en 2012.
.
A modo de ejemplo, una pareja de adultos mayores que hoy recibe una pensión asistencial de 45 mil pesos, en 2009 podrá tener un ingreso de 150 mil pesos.

Quiénes podrán acceder al Sistema de Pensiones Solidarias

A la Pensión Básica Solidaria (PBS) y al Aporte Previsional Solidario (APS) tendrán acceso todos los hombres y mujeres que:


Cumplan los 65 años de edad.
Pertenezcan al 60% de la población de menores ingresos.
Reúnan un período mínimo de 20 años de permanencia en el país, y de cuatro de los últimos cinco años previos a la solicitud del beneficio.
.
Protección a las mujeres

Las medidas del nuevo sistema ponen un acento especial en las mujeres:

La Reforma considera la entrega de un bono por cada hijo a las mujeres que han cotizado, de manera de garantizarles una pensión más alta.
También se aumenta el aporte a las cuentas de capitalización de las mujeres producto de la separación por género del seguro de invalidez y sobrevivencia.
Se estima que cerca de 250 mil mujeres que hoy no tienen acceso a ninguna pensión podrán recibir la pensión básica, mientras que otras 30 mil recibirían el aporte previsional.
Se calcula que cuando el sistema opere en plenitud serán más de 680 mil mujeres las que van a estar incorporadas al sistema solidario de pensiones.
.
Los diez pilares de la Reforma

1. Se crea el Sistema de Pensiones Solidarias (SPS), que fija una Pensión Básica Solidaria, para quienes no hayan impuesto cotizaciones o no tengan pensión, y un Aporte Previsional Solidario, para aumentar las pensiones más bajas.

A través del SPS se entregarán beneficios para la vejez y apoyo a las personas que estén afectadas por algún tipo de invalidez.

2. La Reforma crea del Instituto de Previsión Social (IPS), además de varios centros de atención y de la Superintendencia de Pensiones para fiscalizar el sistema.

3. La participación ciudadana es clave en el nuevo sistema y por eso se crea una Comisión de Usuarios, integrada entre otros por pensionados, trabajadores, académicos y representantes de los administradores de pensiones.

4. Se vela por la equidad entre mujeres y hombres, por ejemplo, con la entrega de un bono por cada hijo nacido vivo.

5. Se aumentará la cobertura de los trabajadores independientes. Ellos tendrán acceso a todos los beneficios del Sistema de Pensiones Solidarias, la Ley de Acciones del Trabajo, al Sistema Único de Prestaciones Familiares y podrán afiliarse a las Cajas de Compensación.

6. Se incentivará una mayor cobertura para los trabajadores jóvenes, a través de un subsidio a la contratación y un aporte a su cuenta de capitalización individual.

7. Se promoverán mayores niveles de competencia entre las AFP, lo que se traducirá en una rebaja de las comisiones que se cobran a los cotizantes.

8. Se establecen condiciones para aumentar la rentabilidad de los fondos de pensiones que administran las AFP, así sea invirtiendo en Chile o en el exterior.

9. Se crea la figura del ahorro previsional voluntario con aportes del empleador (APVC) y se incentivará el Ahorro Previsional Voluntario de la clase media, mediante una bonificación equivalente al 15% del monto ahorrado voluntariamente.

10. Los nuevos beneficios previsionales se mantendrán en el tiempo, pues cuentan con fuentes de financiamiento sólidas.

Fuente: Gobierno de Chile.
.