BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

jueves, 31 de enero de 2008

ARSENICO en el Agua potable para el consumo humano, conozcamos la realidad de nuestro Norte-Chileno, perjudicando la salud de nuestros ciudadanos.


El arsénico se encuentra en muchas formas alotrópicas y tiene propiedades a la vez metálicas y no metálicas.

Fue descubierto en el siglo XIII por Alberto Magno (aunque se cree que se empleó mucho antes como adición al bronce para dar un acabado lustroso). Paracelso (1493-1541) lo introdujo en la ciencia médica. Schroeder en 1649 publicó dos métodos de preparación del elemento.

El arsénico se presenta en forma natural en rocas sedimentarias y rocas volcánicas (forma el 0,00005% de la corteza terrestre) y también en aguas geotermales.

En la naturaleza se presenta con mayor frecuencia en forma de sulfuro de arsénico (oropimente, As2S3) y arsenopirita (FeAsS), encontrándose éstos, generalmente, como impurezas en depósitos mineros.

La presencia de agua contaminada por arsénico adquiere mayor trascendencia en regiones con una importante actividad agrícola y ganadera, ya que el agua no sólo es utilizada para el abastecimiento de núcleos de población sino también como agua de riego y para bebida del ganado.

Aunque la contaminación del agua por arsénico destaca por presentar una importante trascendencia medioambiental pero especialmente por los efectos que sobre la salud puede acarrear este tipo de problemas.

El consumo durante periodos prolongados de agua rica en arsénico puede resultar muy peligroso para la salud humana. En poblaciones que ingieren agua potable contaminada por arsénico se han observado efectos adversos tales como cáncer de piel, lesiones dérmicas, neuropatías periféricas y vasculopatías periféricas ("enfermedad del pie negro") y diversos tipos de cáncer (pulmón, rincón, hígado y vejiga).

Por razones geológicas naturales, en ciertas zonas del mundo el agua que beben algunas poblaciones puede contener altas concentraciones de arsénico inorgánico. Así ocurre en Argentina, Formosa, Chile, México, India, China, Bangladesh, Taiwán, El Salvador, Pakistán, Estados Unidos).

Carlos Saavedra Martínez
.

No hay comentarios: