BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

jueves, 4 de marzo de 2010

CHILE: Chile amortigua el golpe en base a las políticas consistentes aplicadas.


.
El Gobierno posee los recursos necesarios para poder afrontar este tipo de desastres y tiene la capacidad suficiente para desembolsar el dinero suficiente para llevar a cabo la reconstrucción. La flexibilidad en su política genera mayor tranquilidad respecto a las perspectivas de crecimiento de su economía, la cual sufrirá las consecuencias de este evento natural pero será amortiguada por la consistencia de políticas macroeconómicas aplicadas en las últimas décadas y su solvencia fiscal.

El sábado pasado Chile sufrió el quinto terremoto más grande de la historia y del mundo registrados del año 1900 a la fecha (8,8 puntos en la escala de Richter) dejando más de 723 muertes al cierre de este artículo. Las pérdidas todavía están siendo contabilizadas, pero lo que es seguro es que al menos dos millones de personas se han quedado sin viviendas o sufrieron daños severos y que será muy costosa la reconstrucción dado el golpe a la infraestructura vial y productiva para el flamante gobierno, que justamente se preparaba a asumir la semana que viene.

Veamos el impacto que esto tiene en los mercados de renta fija y variable de ese país. Lo que un inversor normal hubiese pensado primero es que el peso chileno debería haberse desplomado, pero ocurrió exactamente lo contrario. La bolsa tendría que haber caído entre 5 y 10 puntos porcentuales, especialmente en las cotizaciones de empresas afectadas en sus facilidades productivas.

Pero la caída en la bolsas fue menor: con información tomada a fines de la rueda de ayer, el índice IPSA de Chile había retrocedido apenas 1.8% desde el cierre del día viernes. A continuación mostramos una tabla con las distintas variaciones a diversos plazos de los mercados emergentes:

Figura1

Fuente: Bloomberg
.
Bolsas de mercados del G-3 y Emergentes: variación porcentual en moneda doméstica

Figura2
Indice bursátil IPSA de Chile: evolución del año 2010, diaria

Fuente Bloomberg

¿Y los bonos soberanos? El hecho es que la deuda soberana a pagar por el gobierno es prácticamente insignificante, apenas posee dos bonos internacionales en dólares (vencimiento 2012 y 2013). El impacto del desastre natural se vio reflejado en el precio de los títulos corporativos de algunas empresas, pero el efecto financiero sobre la mayoría de los emisores no es demasiado profundo. La incertidumbre respecto a las consecuencias del terremoto sobre las operaciones de muchas compañías generó algunas ventas de bonos hasta que se provea mayor información. Pero en muchos casos la historia dirá que se trató de una oportunidad.

Por qué el peso chileno gana terreno? Chile se ha convertido en el año 2007 en un acreedor mundial neto como consecuencia de la constitución de un fondo soberano offshore fondeado por excedentes de precios del cobre por encima de lo esperado en los últimos años.

La apreciación de la divisa se da tras el anuncio que el Gobierno chileno podría utilizar los ahorros que mantiene en ese fondo constituido por los excedentes fiscales provenientes de la venta del cobre (sobre todo de la empresa estatal Codelco), cuyo monto total asciende a 11,3 mil millones de dólares para financiar proyectos de reconstrucción tras la destrucción de varios puentes y carreteras como así también la disrupción de producción de cobre luego del terremoto. Esto tuvo un impacto positivo en la moneda chilena dado que se especula que para poder llevar a cabo este proyecto, el Gobierno necesitará vender dólares y comprar pesos.

En los últimos cinco años, el crecimiento en la producción de cobre fue del 1,6% anual, comparada con la tasa de 3,6% registrada durante los quince años anteriores. La oferta de cobre experimentó un retroceso en 2009: mantener la producción se tornó un desafío dado la baja calidad del producto y las minas más profundas, así como los inconvenientes laborales y técnicos. Las proyecciones para la producción mundial en 2010 prevén un crecimiento de 7,5%, hasta las 400.000 toneladas.

El precio del cobre retrocede tras haber alcanzado el nivel más alto en las últimas cinco semanas en el día de ayer luego que el terremoto de Chile reportara que cerca del 20% de las instalaciones de las minas de cobre debieran detener su producción. Sin embargo, el hecho que las compañías fueran lentamente reportando la normalización de sus operaciones a pesar de la limitada energía, generó un incremento menor en el precio del commodity. El hecho es que Chile representa un tercio del total de la producción de cobre en el mundo. Cualquier interrupción en la producción del metal tendría un fuerte impacto en la oferta global.

Solvencia fiscal y buenos Fundamentals

El Gobierno posee los recursos necesarios para poder afrontar este tipo de desastres y tiene la capacidad suficiente para desembolsar el dinero suficiente para llevar a cabo la reconstrucción. La flexibilidad en su política genera mayor tranquilidad respecto a las perspectivas de crecimiento de su economía, la cual sufrirá las consecuencias de este evento natural pero será amortiguada por la consistencia de políticas macroeconómicas aplicadas en las últimas décadas y su solvencia fiscal.

En nuestra primera nota del año del día 6 de enero (http://www.latinforme.com/2010/01/06/paises-pobres-y-ricos-en-recursos-el-caso-del-cobre-chileno/) ya hemos analizado los fundamentals de Chile y su posición fiscal es más que saludable, aún en un entorno de salida de recesión global y de crisis fiscales, especialmente en países centrales.

De ser necesario, Chile tiene abiertos los mercados de capitales internacionales voluntarios y puede acceder a financiamiento sin problemas si lo quisiese hacer hoy mismo. En resumen, en el corto plazo seguiremos viendo el efecto del desastre natural en los mercados del país pero la fortaleza de su Gobierno como así también la rapidez en dar una respuesta a los problemas harán que el impacto sea temporal y seguramente represente una oportunidad de inversión, especialmente en algunas acciones o bonos corporativos.

Como riesgo de corto plazo veo la posibilidad de verse disparados algunos precios en forma temporal debido al desabastecimiento de alimentos y otros bienes puntuales, pero el impacto inflacionario desaparecerá en el mediano plazo cuando se reestablezca la oferta. El banco central no puede darse el lujo de atacar la inflación con una política monetaria restrictiva. No ahora, y podría verse obligada a posponer la esperada suba de tasas de interés (0.5% de tasa de referencia) por un tiempo prolongado para ayudar a la recuperación de la actividad. Esa es la opinión de Goldman Sachs y Bank of America. El consenso esperaba que allá por julio lo haga según el consenso de 22 economistas recopilado el mes pasado por Bloomberg.

Impacto sectorial

He escuchado y leído muchas estimaciones en cuanto al daño material, todas ellas se ubican en un rango de entre 4 y 8 mil millones de dólares. Algunos, sin embargo, ven el daño en el real estate, hospitales, escuelas e infraestructura en general a elevar esa cifra por encima de los 15 millones de dólares.

La zona desvastada es una zona en el que las industrias más importantes son las bodegas, pulpa y papel, ciudades pesqueras y puertos para exportar productos frescos. Este es un resumen que le ofrezco para prender semáforos amarillos y hasta rojos en algunos casos:

Logística y transporte terrestre: alto
Ha sido claramente el sector más castigado. Si bien la mayor parte corresponde a viviendas e infraestructura, en especial carreteras, tenemos que hablar de industrias puntualmente afectadas.

Vitivinicultura y Bodegas: riesgo alto
Concha y Toro es el mayor productor de vinos de Chile. Facturó 590 millones de dólares anuales y despachó 26.6 millones de caja de vinos a 131 países. Ha decidido detener completamente la producción por una semana debido a los daños a sus vides y al sistema de transporte nacional. Muchas de las facilidades productivas de la empresa sufrieron daños al sur de la capital. La misma empresa en un comunicado afirmó que el sector ha sido uno de los más castigados por la catástrofe.

Pesca: riesgo alto
El sector exportador sufrirá las consecuencias en forma inmediata por los daños a la infraestructura de puertos. La región de Maule posee el Puerto de Talcahuano, severamente afectado.

Sectores de Materiales Básicos: riesgo medio/alto
Aquí hay que hablar de nombres en particular, como por ejemplo la siderúrgica Cap o bien la productora de pulpa y papel Copec, cuyas instalaciones han sido dañadas por el terremoto. La petrolera ENAP ha cerrado dos importantes refinerías por daños, las cuales son responsables del 90% de la capacidad total de la empresa. El tiempo que las mismas se mantengan cerradas es incierto. ENAP es la única refinería en Chile, y todavía tiene suficiente nafta para proveer al mercado por dos semanas, aunque aseguró que las importaciones aumentarán.

Minería: riesgo medio
Codelco informó el cierre de dos importantes minas que produjo la reducción del 36% de su producción. De todos modos, los daños aparentan ser temporarios por lo que esperamos que se reabran en los próximos días. Aproximadamente, el 20% de la producción total de cobre fue al menos temporalmente paralizada. Cabe destacar que la empresa informó que cumplirá con todas sus obligaciones.

Sector Bancario: riesgo bajo/medio
El sector bancario podría ver un incremento en los préstamos incobrables. Indudablemente tendrán que previsionar cierta parte de la cartera como resultado de la exposición en la zona del desastre, especialmente préstamos hipotecarios, aunque destacamos la fortaleza del sector bancario de Chile en cuanto a su liquidez y solvencia.

Sector Eléctrico: riesgo bajo/medio
La generación de electricidad no está mostrando problemas, contrariamente a lo que uno podría pensar. La caída en las acciones de Endesa y Colbun podría tratar de de una oportunidad en este caso. Pero AES Gener presenta perjuicios menores y todavía se está evaluando la situación. En el caso de Transelec, luego del completo corte de luz del sábado, los trasmisores de alto voltaje están de nuevo funcionando.

Sector Aerolíneas: riesgo bajo
La baja en la acciones de Lan tampoco estaría justificada, más allá del cierre temporario de su aeropuerto.

Por Gustavo Neffa –Latinforme – Información y Análisis América Latina.
.