BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 31 de marzo de 2010

COLOMBIA: Moncayo en libertad tras doce años secuestrado por las FARC.

Moncayo es el último secuestrado que las FARC se han comprometido a liberar de forma unilateral, los restantes secuestrados serían entregados a cambio de la liberación de rebeldes encarcelados.

Las FARC le dieron a la mediadora Piedad Córdoba las coordenadas donde fue enterrado el cuerpo del mayor de la Policía Julián Guevara, muerto en cautiverio en 2006

El sargento del Ejército colombiano Pablo Emilio Moncayo fue liberado tras ser entregado por las FARC a una misión humanitaria. Moncayo ha pasado doce años secuestrado por las FARC.

El profesor Gustavo Moncayo, padre del sargento Pablo Emilio, visiblemente emocionado por la liberación de su hijo agradeció a los colombianos por el acompañamiento.

El helicóptero de las Fuerzas Armadas de Brasil que lo trasladó desde la selva llegó al aeropuerto de Florencia, en el sureño departamento de Caquetá, a las 17.40 hora local (22.40 GMT), tras un operativo exitoso que se vio ensombrecido por las inclemencias del tiempo y las fuertes lluvias que arreciaron hoy en la zona.

La misión, liderada por la senadora Piedad Córdoba, retrasó su salida en busca de Moncayo por más de tres horas debido a las fuertes lluvias que arreciaban en la zona.

Inmediatamente después de bajar de la aeronave, Moncayo, quien fue secuestrado cuando tenía 19 años, se fundió en abrazos con sus padres, Gustavo Moncayo y María Estela Cabrera, para después tomar en los brazos a su hermana de cinco años que no conocía, pues nació durante su trágico secuestro.

El sargento fue recibido por otros familiares, saludó a sus hermanas, a su sobrino, a quien tampoco conocía, y volvió a abrazar a su padre, con quien elevó los brazos dejando al descubierto las cadenas que el profesor Moncayo ha llevado alrededor de su cuello y sus manos en los últimos años. Estas cadenas han sido el símbolo de la tragedia del secuestro en Colombia y son similares a las que portó su hijo como cautivo en la selva.

Pablo Emilio, ya con 32 años y su juventud perdida, caminó por la pista del aeropuerto de Florencia y mostró aparentemente buen estado de salud, vestido con traje militar y con una gorra sobre su cabeza también perteneciente a la Fuerza Pública.

En medio de la emoción, Moncayo recibió flores blancas y un globo blanco, que rápidamente soltó y se esfumó en las alturas, como símbolo de libertad.

El presidente Álvaro Uribe, celebró la liberación de Moncayo, de quien dijo todo el país lo "recibe con los brazos abiertos". En una declaración desde la ciudad de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, Uribe reiteró su condena al secuestro y aseguró que Colombia "rechaza con la mayor firmeza a los secuestradores". Todos estos años "hemos persistido" dijo Uribe, quien explicó que "no se puede desconocer la relación entre la persistencia en la firmeza y la derrota del secuestro".

Uribe también expresó su "gratitud" al Gobierno de Brasil, que prestó la logística para la puesta en libertad del rehén, al CICR y a la Iglesia católica.

Asimismo, agradeció al Alto Comisionado para la Paz, Frank Pearl, por la "tarea cumplida", pero no hizo referencia a la senadora opositora Piedad Córdoba, quien lideró la misión humanitaria y actuó como mediadora ante las FARC.

Fuente: Infolatam.
.