BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 31 de marzo de 2010

ESPAÑA: El desplome de las escuelas de periodismo y de la fantasía del periodismo objetivo.

Paul Alonso (Kight Center) Para el ex periodista y bloguero Chris Lynch, las escuelas de periodismo se reducirán drásticamente en los próximos años. Las que quedarán serán radicalmente diferentes: los alumnos ya no se enfocaran en la creación de contenidos y dejarán de lado finalmente la "estúpida fantasía del periodismo objetivo".

La lógica de Lynch es la siguiente: se consolidará una "elite de lectores", que será pequeña en número, con dinero y la única dispuesta a pagar por creadores profesionales de contenido. Con una audiencia tan pequeña (y por lo tanto pocos puestos de trabajo como periodista profesional), ¿tiene sentido que sigan existiendo las escuelas de periodismo? Según Lynch: los mejores creadores de contenidos no irán a escuelas de periodismo y vendrán de otras áreas especializadas (¿acaso no era así antes?).

Esto ocasionará que se desplome la falacia del "periodismo objetivo". A los alumnos aún les enseñan simplemente a llamar a la gente, recolectar información y hacer una nota con la fórmula "él/ella, dijo". Ya sea en texto, audio o video, esta fórmula denota la falacia de que si uno puede tener citas de dos partes opuestas y las pone en una nota está siendo un buen periodista. Y si es muy bueno, incluso puede ser llamado a la TV como "experto". Pero la realidad es que la mayoría de periodistas no son expertos en nada: sólo reportan sobre gente que es experta.

El texto de Lynch fue contestado por Jean Folkers, decana de la Universidad de Carolina del Norte. Para la académica, la educación en periodismo está lejos de ser perfecta, pero los cambios están sucediendo rápidamente y las escuelas de periodismo son el futuro.

Fuente: Periodistas en Español.
.

No hay comentarios: