BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

martes, 3 de julio de 2007

Seamos mas Respetuosos


SEAMOS MÁS RESPETUOSOS

El cristianismo, es una religión monoteísta de origen judío que se basa en su reconocimiento a Jesucristo como su fundador, Mesías y figura central. El término se ve por primera vez en Hechos 11:26: «Durante todo un año se reunieron los dos con la iglesia y enseñaron a mucha gente. Fue en Antioquia donde a los discípulos se les llamó “cristianos” por primera vez. Muchos se identifican simplemente como cristianos, siguiendo solo lo que dice en la Biblia.

Dios es un ser único y eterno que existe como tres personas eternas, distintas e indivisibles: Padre, Hijo, y el Espíritu Santo. Jesucristo, es completamente Dios (divino) y completamente humano: dos naturalezas en una persona. Él no tiene pecado y es el Mesías descrito en el Antiguo Testamento. La salvación de los "pecados y la muerte" está disponible a través de Jesucristo, él es el camino al Padre, debido a su muerte en la cruz y su posterior resurrección creó el puente al Padre y a la vida eterna.

Para los que somos cristianos, es importante reconocer a nuestro señor como tal, aceptándolo en nuestras vidas. Es más que un compromiso político, económico o social, es un acto de fe.

Veo con estupor, como hoy en día como nuestros ciudadanos utilizan el nombre de nuestro creador con una falta de respeto que va más allá de una formación personal o familiar.

Más aun, tengo la certeza que estos mismos ciudadanos, ni siquiera van a un culto. Y si fuera así, lo hacen porque lo sienten?, o simplemente lo realizan por una actitud de imagen ante nuestra sociedad? se han preguntado que valores tienen estas personas?, si el acercamiento con Dios, debiera crear una transformación interna real en el modo de vida de los mismos creyentes.

Seamos más respetuosos y transparentes, con nuestro señor y no utilicemos apelativos como muchos lo hacen: “El de arriba”, “El flaco”, “El alto” o jugar simplemente con frases como “El Espíritu Santo”.

Carlos A. Saavedra Martínez
Administrador de Empresas

No hay comentarios: