BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

jueves, 5 de julio de 2007

Un año mas







En nuestra historia, hay grandes personajes y eventos que destacan a través del tiempo.

Hace casi 78 años, nació un obrero de la construcción antofagastino, y que con el tiempo se dedicó a la vida pública, participando en distintas funciones; tanto sociales como políticas. Una de ellas fue haber sido, en varias oportunidades, edil de nuestra hermosa Ilustre Municipalidad de Antofagasta, desde su elección un 28 de junio de 1992 hasta la fecha del fallecimiento de Pedro Araya Ortiz, un día jueves 24 de Julio del 2003.

Fue elegido Diputado (Antofagasta, Tocopilla, El Loa y Taltal), durante el período de 1965 a 1969. Allí formó parte de la Comisión de Salud Pública, de la Comisión de Vivienda y Urbanismo y de la Comisión de Obras Públicas.
Posteriormente, fue electo nuevamente en el mismo cargo durante el período de 1973 a 1977, participando en la Comisión de Vivienda y Urbanismo. Tras el Golpe Militar del 11 de septiembre de 1973, fue destituido del cargo por la disolución del Congreso Nacional.

El 28 de junio de 1992, fue elegido alcalde de la Ilustre Municipalidad de Antofagasta. Tras permanecer diecisiete días internado en el Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, don Pedro Araya Ortiz, falleció la mañana del 24 de julio de 2003, víctima de una infección pulmonar. Su cuerpo descansa en el Cementerio General Nº2 de Antofagasta.

Mi homenaje, a un hombre que actuó en consecuencia. Mi petición a nuestras autoridades y sociedad es: no se olviden de las personas que han dejado huellas en nuestra ciudad, valoremos lo nuestro. Con humildad, mi respeto a un nuevo año desde su fallecimiento.


Carlos Saavedra Martinez
Administracion de Empresas