BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 6 de febrero de 2008

EE.UU. - Demócratas, de cara a la contienda con los Republicanos en noviembre.


¿Súper dupla demócrata para las presidenciales?
Tanto militantes como simpatizantes del Partido Demócrata sueñan con que Hillary y Obama conformen una alianza ganadora que destrone a sus oponentes de la Casa Blanca. No obstante, la principal traba para ello sería el siempre delicado tema de los “egos”.
.
Aunque ninguno de los dos candidatos del Partido Demócrata ha descartado o rechazado la posibilidad real de conformar una "súper dupla" para enfrentarse a los republicanos en las presidenciales del 4 de noviembre, lo cierto es que los electores demócratas ya sueñan con la que consideran la fórmula perfecta: Clinton-Obama o viceversa.

Ambos contendientes tocaron el tema el jueves durante su último debate televisado efectuado en el teatro Kodak de Los Angeles -el mismo donde se realiza la entrega de los premios Oscar-, en el cual mostraron una moderación que contrastó con los duros intercambios verbales de las etapas iniciales de la campaña.

"Estoy seguro de que Hillary estaría en la preselección de cualquiera como potencial aspirante a la vicepresidencia", dijo Obama, aunque insistió que aún "es prematuro para cualquiera de nosotros empezar a especular sobre vicepresidentes".

"Tengo que estar de acuerdo con todo lo que acaba de decir Barack ( ) No hay duda que tendremos un Partido Demócrata unido. Iremos a las elecciones de noviembre preparados para ganar", respondió Clinton, luego de lo cual exclamó: "¡Cambiaremos nuestro país!".

"Creo que ella busca activamente la Presidencia, igual que yo. Pero creo que no hay duda de que los demócratas están dispuestos a unirse contra los republicanos", dijo Obama, al ser interrogado al respecto por la cadena CBS el domingo.

En el pasado, rivales aparentemente implacables en ambos partidos han unido fuerzas para llegar a la Casa Blanca. En 1960, Lyndon Johnson aceptó ser el candidato a vicepresidente junto a John F. Kennedy, y en 1980, tras una dura campaña, George H. W. Bush, padre del actual Mandatario, aceptó ser compañero de fórmula del Presidente Ronald Reagan.


PROBLEMA DE EGOS

Sin embargo, algunos observadores opinan que en este caso las diferencias políticas entre ambos candidatos evitarán que se unan. "Clinton-Obama no es una fórmula de ensueño", comentó después del debate del jueves Donna Brazile, ex directora de campaña del ex candidato demócrata a la Presidencia Al Gore en 2000. "Es una fórmula de fantasía", aseveró.

No obstante, el principal traspié para la conformación de la alianza Clinton-Obama sería el "el ego", tal como resaltó Nathaniel Bach, del sitio web especializado The Huffington Post.

"Después de liderar la carrera demócrata desde el principio, ¿aceptaría Clinton tragarse su orgullo y convertirse en el segundo de Obama? ¿Cómo podría igualmente Obama encontrar su lugar en una candidatura en la que, con el ex Presidente Bill Clinton omnipresente, estaría relegado no a segundo, sino a tercer violín?", cuestionó Bach.

El columnista sostiene que, independiente de los méritos y posibilidades que tendría tal dupla para acceder a la Casa Blanca, "una conclusión parece ineludible: Clinton necesita a Obama, más de lo que Obama necesita a Clinton".

Su argumento se basa en que el senador por Illinois atrae a los demócratas más liberales y moviliza a los votos antiguerra moderados, entre otros.

Bach recalca que Obama "atrae a muchos votantes que de otro modo no votarían por Clinton ( ), mientras que los seguidores de Hillary tendrían menos dificultades para traspasar su pasión por ella a él".

En tanto, las opiniones de los estadounidenses en internet se inclinan en que de ganar la candidatura Obama, la posibilidad de armar una dupla con su contendora es una de las alternativas que podría llegar a materializarse, mas no sucedería lo mismo en el caso de que la vencedora fuera Clinton.
.
Fuente: La Nacion.

No hay comentarios: