BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 9 de noviembre de 2009

CHILE: Los dueños del rating en política: Actores cuentan por qué se la juegan por sus candidatos.

Son las caras culturales de las campañas, pero además aportan el glamour -y puntos de people meter- que tan bien les vienen a sus respectivos candidatos... Francisco Reyes -ex Bruno, de Elisa; hoy Froilán en Vrolok- no abandona la Concertación y está a full con Eduardo Frei; Luciano Cruz-Coke -conocido por sus protagónicos en teleseries y películas- rompe esquemas en ese gremio y se lanza por Sebastián Piñera. Blanca Lewin -estrella de «Lola» y consagrada en el cine- está comprometida a fondo con Jorge Arrate, y Claudia Pérez -ex figura de «Los Treinta», hoy dedicada al teatro-, trabaja en terreno por que Marco Enríquez-Ominami llegue a La Moneda, con sus banderas de la "independencia". Aquí explican las razones para estar en sus trincheras... Y disparan a las contrarias.

Francisco Reyes (Frei): "Estoy acá porque siento que es mi responsabilidad".

Es una de las figuras más emblemáticas del área dramática de TVN y, sin duda, su popularidad aumentó con el rol del malogrado Bruno Alberti en «¿Dónde está Elisa?». Con ese plus, el comando de Eduardo Frei se anotó un punto al sumarlo en la campaña en un momento en el que los actores están más reacios a participar en estas lides.

-¿Cuánto le suma a la campaña de Frei su reclutamiento?

-Me llaman porque soy un rostro comunicador. Esta vez sentí que había un vacío en el tema de la cultura de un candidato que tiene posibilidades de llegar a La Moneda. La Concertación ha sido mi referente político-cultural en estos últimos 20 años y veía que gran parte de los artistas ya no estaban con ninguna capacidad de participar y de actuar, por voluntad, desencanto, desgano, desidia, convicción, por lo que sea. Y no quise ver cómo este barco pasaba por el lado mío y yo no actuaba. Por eso, no es mi intención figurar como un rostro en esta campaña. Yo me involucro, porque se me abre un espacio en el cual puedo aportar ideas y programas. Y espero que mi rol sea absolutamente ligado al tema cultural, no a otros.

En muchos temas, tengo una opinión personal, no de comando. Y también soy crítico. No quiero aparecer solamente promoviendo una marca, no es mi interés.

-¿Qué críticas tienes?

-La principal deuda de los gobiernos de la Concertación es la educación. Frei tiene un compromiso con la educación pública y eso es auspicioso.

Y educación y cultura van muy juntos. En cultura se ha hecho un esfuerzo enorme, partimos de cero el ´90, hasta ahora, en que no solamente tenemos una institucionalidad cultural. Hemos contado con una cantidad de fondos importantes para el desarrollo, pero hay una necesidad de integración muchísimo más grande, de los distintos grupos sociales, de regiones. Y el programa que propusimos está orientado a impulsar no solamente el arte, sino la chilenidad, la cultura popular, la expresión de la gente.

-Lagos y Bachelet tuvieron más respaldo de los actores que Frei. ¿A qué se debe?

-Porque hay un cansancio del mundo nuestro de ver que no hay líderes que se la jueguen realmente por los temas que le preocupan a la gran mayoría del país. Se nota poca voluntad de poner los puntos sobre las íes responsablemente.

-¿A Frei le ha costado «poner los puntos sobre las íes»?

-Tiene que hacerlo mucho más.

-¿Cómo enfrentan que ahora los actores estén más divididos en sus apoyos?

-Las candidaturas de Arrate, de Frei y de ME-O pertenecen a un mismo tronco. Estoy seguro y es mi aspiración que en algún momento volvamos a confluir. La política en Chile cambió ya, gobierne Frei o quien sea. El próximo gobierno no va a a tener los mismos referentes políticos de hoy: la Concertación está en proceso de evolución. Y me convoca enormemente el discurso de Arrate, la rebeldía de Marco, pero estoy acá porque siento que es mi responsabilidad estar acá.

Cruz-Coke (Piñera): "Esta es una posición de cierto arrojo... Es muy castigador estar de este lado"

La última vez que el actor y gestor cultural de «Lastarria 90», Luciano Cruz-Coke, votó por la Concertación, fue el año pasado, cuando apoyó públicamente al DC Jaime Ravinet en su candidatura a alcalde de Santiago.

Sin embargo, en las lides presidenciales se ha jugado por Sebastián Piñera... una opción rara y escasa en el mundo artístico, tradicionalmente asociado con la izquierda. En esta vuelta, es el encargado de los temas de cultura de los grupos Tantauco y hasta aparecerá en la franja electoral del candidato opositor.

"Creo que él es capaz de hacer un muy buen gobierno. Hay que dar la posibilidad a la alternancia. No soy un crítico acérrimo de lo que ha hecho la Concertación, y tampoco creo que si gobierna la derecha viene el caos. La posibilidad de que gobierne Piñera es realmente el fin político de la transición. Que haya un gobierno de centroderecha con papeles legítimos y acreditados en democracia, le hace bien a Chile", afirma.

-Si el candidato de la Alianza hubiese sido otro, ¿lo habría apoyado?

-Depende. Si hubiese sido alguien como Allamand, probablemente sí.

-¿Y a alguien como Longueira?

-A él le tengo respeto por otras cosas: lo encuentro un político auténtico, a pesar de que ideológicamente no comparta tantas posiciones. Me siento bastante más cercano al ala liberal de RN que al ala conservadora de la UDI. Probablemente si el candidato no hubiese sido Piñera, no estaría con él tan públicamente.

-¿No era más cómodo no involucrarse?

-Probablemente. Mis amigos, incluso actores, me han felicitado porque es una posición de cierto arrojo. Pero me parece importante que en la centroderecha haya personas que conozcan el tema cultural. Son escasos, aunque uno se va topando con ayuda, con personas que en silencio aparecen. Y les digo «por qué no se aparecen» y me dicen que no, que es muy castigador estar de este lado. Pero hay que perder el miedo a decir públicamente lo que uno cree.

Hoy lo revolucionario no es seguir votando por la Concertación, porque sólo puede seguir reproduciendo el esquema que ya conocemos. Lo verdaderamente revolucionario sería ver qué pasa con Piñera en términos culturales.

-En ese sentido, ¿tu presencia ayudaría a desprejuiciar esa imagen?

-Espero que sí, que mi presencia ayude a desprejuiciar la imagen de la centroderecha frente al mundo de la cultura. Siempre van a decir «este es un cuiquito que está apoyando a Piñera»... Cuando uno se mete en esto, sabe que está expuesto, pero ¡qué más expuesto se puede estar que siendo actor! Me gustaría más independencia y más libertad política en el gremio.

Hay muchos que no se atreven a aparecer porque se sienten castigados. Y creo que lo que ha sucedido en esta elección, y eso habla un poco de nuestra madurez, es que no se ve aterradora la posibilidad de que gane la derecha, ni siquiera en el ámbito de la cultura.

Claudia Pérez (ME-O): "No me sentaría a negociar con Frei, es un candidato muy tibio"

Hace cuatro años descolló en el rating como Bárbara, protagonista de una de las primera teleseries nocturnas de TVN, «Los Treinta».

Pero el tiempo pasó y hoy la actriz Claudia Pérez (34 años) divide su tiempo entre la campaña de Marco Enríquez-Ominami y las tablas...

Es que su voto "siempre fue de izquierda" -incluso votó por Gladys Marín-, pero asegura que "por primera vez" un candidato la identifica totalmente, "y por eso soy más protagonista".

A Marco lo conoce desde que actuó en su película «Mansacue» y en la serie «La vida es una lotería». "Ahí nos hicimos amigos. En lo político me gustó porque uno de los ejes de su programa es la cultura, con un rol protagónico del gobierno. Y porque él puso temas en el tapete, como el aborto terapéutico, que nadie ponía".

Claudia no sólo trabaja en terreno -esta semana hizo puerta a puerta-, sino que grabó frases radiales y aparecerá en la franja junto a otros actores como Renato Munster, Rodrigo Muñoz, Claudia Celedón y Mauricio Pesutic.

" Mi aporte es trabajar desde la cultura. Y si tengo credibilidad y se la puedo dar al candidato que pienso que es el mejor, voy a estar ahí", dice.

-¿Por qué no votarías por los otros candidatos?

-Frei ya tuvo su oportunidad y su gobierno fue el que menos me gustó de la Concertación. Privatizó el agua, no recibió a Lorena Pizarro, devolvió a Pinochet de Londres... errores que para mí son graves. En el caso de Arrate, dice cosas bonitas, pero fue ministro y nunca vi un afán de cambio en él, entonces no le creo. Por Piñera no, porque no voto por la derecha.

-¿Marco pasará a una segunda vuelta?

-Estoy convencida que sí.

-¿Y qué va a pasar ahí con el mundo artístico?

-No va a dudar en apoyarlo.

-¿Compartes la tesis de Marco de no negociar con la Concertación?

-Creo que ése ha sido su leit motiv : la independencia. El se independizó de los partidos y por eso tiene el porcentaje que tiene. Y de verdad no me convence nada Frei... si fuera otro candidato podría ser, pero con Frei no me sentaría a negociar porque es un candidato muy tibio, que tuvo el gobierno más débil de la Concertación.

-Precisamente se critica a Marco porque no tiene partidos; se plantean dudas sobre su gobernabilidad.

-Esas críticas vienen de mirar la política como una sola forma de hacer las cosas. La gente tiende a pensar que para ser gobierno hay que ser de un partido. El está rompiendo los esquemas y eso es lo interesante. Esa es la libertad y lo que me gusta de él. El ha dicho que gobernará por meritocracia, no cuoteo.

Blanca Lewin (Arrate): "No logro entender" por qué Marco tiene arrastre entre algunos actores

Blanca Lewin ha sido de las actrices más abanderizadas en esta elección. Desde que la llamaron del comando del candidato del Juntos Podemos, Jorge Arrate, en agosto, no ha dejado de "aportar en lo que puedo".

La ex protagonista de «Lola» acompañó al ex ministro al debate presidencial de TVN, es protagonista de su franja televisiva, ha dado entrevistas manifestando su apoyo, ha ido a actividades de campaña y lo ha representado en temas de cultura en debates con los demás comandos.

De hecho, acusa que "muchas de las cosas que estaban en el programa de cultura de Arrate desde mayo, de manera oportunista algunas candidaturas se las han ido adjudicando sin siquiera citarlo". Y entre las "propuestas interesantes" distingue la creación de centros culturales en todas las regiones del país, "que permitan una descentralización real de la cultura".

"Estoy con Arrate porque me gusta su programa de gobierno, porque ha demostrado ser una persona inteligente y con altura de miras. Es un candidato que sueña con un país distinto, representa a las minorías que sí tienen la voluntad política de hacer cambios reales", afirma.

-¿Por qué no votarías por los demás candidatos?

-Por Frei, porque me parece que ya está bueno de la Concertación, porque se cansó de pelear. Por Piñera, por razones ideológicas. No comparto su manera de mirar el mundo, que se traduce en el tipo de soluciones que plantea para los problemas. Por Marco, porque no le entiendo lo que habla y lo he escuchado contradecir cosas que ha propuesto. En fin: no le creo.

-¿Qué te parece el "arrastre" que ha tenido Marco entre los actores?

-No generalice, no son "los actores". Son algunos. ¿A qué se debe? Francamente, no logro entenderlo.

-¿Y por qué crees que Piñera no tiene la misma convocatoria?

-Por muchísimas razones. Por mencionar algo, supongo que Piñera representa a los grupos de poder que se formaron durante el gobierno militar, que censuró, prohibió y persiguió a muchos actores.

-Esta elección será estrecha. ¿Cómo ves a Arrate, cuando todo indica que no pasaría a una segunda vuelta?

-Me gustaría que tuviera la mayor votación posible en el escenario que mencionas. Que fueran menos los que se conforman, más los que discrepan y por tanto, menos ignorados.

-Y si no pasa a una segunda vuelta, ¿por quién votarías?

-No sé. No me parece oportuno responder esa pregunta.

Por M. Eugenia Fernández y Claudia Valle – La Segunda.
.

No hay comentarios: