BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

martes, 24 de noviembre de 2009

VENEZUELA: Caracas vs. Bogotá: peligra la paz en Sudamérica.

Una confrontación bélica entre Venezuela y Colombia está convirtiéndose en una hipótesis cada vez más real, incluso con pronósticos de que podría tener lugar tan pronto como a mediados del 2010, con pocas posibilidades de éxito para el presidente Hugo Chávez, indicaron expertos militares y reportes de inteligencia.

Para el vicealmirante retirado Iván Carratú Molina, experto militar venezolano, a pesar de las costosas adquisiciones de equipo militar por parte de Chávez, "Venezuela no tiene capacidad militar para un conflicto bélico con nadie''.

De acuerdo con Carratú, por cada soldado venezolano hay cinco soldados colombianos "entrenados en una guerra civil de más de tres décadas''.

En contraste, los militares venezolanos "están muy mal preparados, no tienen equipamiento militar. Y saben que si van a la frontera van a perder.", indicó Carratú.

Igualmente advirtió que el presidente venezolano corre el riesgo de que los militares "se nieguen a ir a la guerra con Colombia y echarse para atrás'', con lo cual "comenzaría la caída de Chávez''.

Destacó que pocas unidades de la flotilla de 24 Sukhoi, y los ya existentes cazas F-16 se encuentran en fase operativa y en condiciones de sostener una guerra prolongada.

Carratú explicó que, en comparación, la flotilla de aviones KFIR de la aviación colombiana podría alcanzar al extremo oriental de Venezuela saliendo desde la base colombiana de Palanquero, sin reabastecimiento.

"Eso significa que pueden atacar la represa de Guri [la principal productora de electricidad en Venezuela], las refinerías de Amuay y Cardón, el puente sobre el lago de Maracaibo, y dejarnos fuera de combate'', dijo Carratú. "Y eso sin contar con el apoyo que recibiría Colombia de Estados Unidos''.

El llamado de Chávez a sus correligionarios el pasado 8 de noviembre a prepararse para la guerra con Colombia, como reacción al acuerdo militar entre ese país y Estados Unidos, encendió la alarma en los sectores militares de ambos países y en círculos diplomáticos internacionales.

"No perdamos un día en nuestra principal misión: prepararnos para la guerra y ayudar al pueblo a prepararse para la guerra, porque es responsabilidad de todos'', dijo Chávez durante su programa semanal de radio y televisión Aló Presidente hace dos semanas.

En menos de un mes, por lo menos cinco incidentes han elevado las tensiones en la frontera entre Venezuela y Colombia.

A mediados de octubre, 11 colombianos fuesen secuestrados y asesinados en la frontera venezolana en el estado Táchira. El 2 de noviembre, atacantes mataron a dos militares venezolanos en un puesto fronterizo cerca de Cúcuta. Once días después, autoridades colombianas detuvieron a cuatro militares venezolanos acusándolos de espías. A la semana, dos puentes peatonales fronterizos fueron dinamitados por unidades del ejército venezolano.

Tanto Colombia como Venezuela han enviado refuerzos y tropa a varias zonas fronterizas. Mientras el pasado sábado el presidente colombiano Alvaro Uribe hacía un llamado a la distensión durante una visita a la frontera en Cúcuta, Chávez anunciaba el domingo la inminente llegada de unos 300 vehículos blindados y tanques T-72 de fabricación rusa, que se unen a los 24 aviones caza Sukhoi, los 50 helicópteros de combate y los 100,000 fusiles de asalto Kalashnikov que Venezuela ha comprado a Moscú desde el 2005.

"Para Colombia el discurso de Chávez es una amenaza de agresión, claramente'', dijo a El Nuevo Herald Rafael Pardo, ex ministro de Defensa de Colombia, y actual candidato por el Partido Liberal. Durante una visita esta semana a la frontera, Pardo fue brevemente retenido por oficiales venezolanos.

Pardo dijo que personalmente verificó que las actuaciones de la Guardia Nacional de Venezuela ‘‘son claramente hostiles hacia los colombianos''.

Sin embargo, precisó que el discurso bélico "solamente lo habla el gobierno de Venezuela'', ya que "nadie en Colombia habla de guerra, nadie quiere una guerra''.

Adam Isaacson, director del programa para Colombia del Centro de Política Internacional, con sede en Washington, D.C., advirtió que un escenario de guerra limitada "es mucho más posible que antes'', y podría provocar cientos de muertes en batallas fronterizas de pocos días.

"Una guerra total en que los ejércitos se enfrenten y haya bombardeos en las ciudades principales y que dure por semanas o meses, no veo eso como escenario probable'', dijo Isaacson a El Nuevo Herald. "Pero un pulso, una batalla para que un lado trate de mostrar su poderío militar sobre el otro, que acaba rápidamente pero que tiene un alto costo en vidas, es más probable cada día''.

"Lo que viene buscando Chávez es prender una chispa que genere un conflicto de baja intensidad'', coincidió en señalar Diego Arria, ex diplomático venezolano que presidió el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Según Arria, el objetivo es concentrar la atención de los venezolanos en un posible conflicto en la frontera con Colombia, y desviarla de los problemas reales del país, como "el estancamiento de la economía, el incremento de la violencia y el desmantelamiento de las instituciones''.

El diplomático basado en Nueva York advirtió también sobre una maniobra de Chávez para militarizar la frontera y justificar la toma de dos gobernaciones, Táchira y Zulia, que están bajo control de la oposición.

"Las fuerzas armadas colombianas siempre han estudiado escenarios de guerra con Venezuela, pero sólo están tomándolos en serio desde hace poco'', dijo a El Nuevo Herald Andy Webb-Vidal, analista de seguridad para Jane's, la más importante publicación de defensa y temas militares a nivel internacional.

El analista citó en su más reciente reporte a fuentes de inteligencia colombianas que aseguran que un conflicto entre Venezuela y Colombia podría tener lugar tan pronto como mediados del 2010.

Webb-Vidal dijo que en un conflicto corto, Venezuela tendría una mayor ventaja táctica frente a Colombia.

"Venezuela sólo tendría que realizar un ataque fronterizo y ocupar territorio colombiano por pocas horas, y eso bastaría para que Chávez pudiera presentarlo como una victoria militar'', indicó el analista.

En una guerra más prolongada, la ventaja se inclinaría hacia Colombia, en buena parte debido al respaldo que recibiría de Estados Unidos.

"Sin lugar a duda los Estados Unidos apoyarían a Colombia con inteligencia electrónica y satelital'', aseguró Webb-Vidal. "De hecho, ya lo están haciendo''.

Por Casto Ocando – El Nuevo Heraldo.
.

1 comentario:

Jacque dijo...

http://amorrevolucionariojacque.blogspot.com/