BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

jueves, 24 de diciembre de 2009

EE.UU.: Senado a punto de aprobar plan de salud.

Los senadores demócratas impulsaron jubilosos la reforma al sistema de salud con el fin de que superara el miércoles un último obstáculo de procedimiento, dejando listo el terreno para una votación final en Nochebuena en la que buscarán sea aprobada.

Con 60 votos a favor y 39 en contra, los demócratas acabaron con un bloqueo del Partido Republicano y avanzaron a la votación final del jueves. Los 58 demócratas y dos independientes se mantuvieron unidos ante la oposición republicana.

Fue el 24to. día de debate del proyecto que en los próximos 10 años costará casi $1 billón.

``Ahora sólo faltan horas para que el Senado apruebe una reforma de salud que signifique algo'', dijo el presidente de la comisión de Finanzas, Max Baucus. ``Esto ha estado esperando por mucho tiempo'', agregó. ``Le agradezco a Dios que he vivido para ver este día''.

Fue la tercera vez desde el lunes que los demócratas obtuvieron la mayoría especial de 60 votos --dos tercios del Senado-- para aprobar medidas de procedimiento. La aprobación final sólo requiere una mayoría simple, por lo que se espera que logren la victoria con facilidad.

Ese sería un gran triunfo para el presidente Barack Obama y su partido, aunque el proyecto del Senado aún debe ser conciliado con la versión que aprobó la Cámara de Representantes antes de que el mandatario pueda promulgar la nueva ley.

Existen algunas diferencias espinosas entre las versiones de las dos cámaras, incluyendo límites más estrictos al aborto en la propuesta de la Cámara y un seguro de salud operado por el gobierno que no está en la versión del Senado.

La vasta reforma, elaborada durante meses de arduas negociaciones, cambiaría radicalmente el sistema de salud del país con nuevos requerimientos para que casi todo el mundo adquiera seguro. El gobierno proporcionaría subsidios para ayudar a las familias de bajos ingresos a comprar cobertura. Las prácticas impopulares delas aseguradoras, como negar cobertura a personas con enfermedades preexistentes, serían prohibidas.

Impotentes para frenar la ley, los republicanos aumentaron sus ataques, argumentando que la medida amenazaba con dañar el programa público para jubilados Medicare y añadir miles de millones de dólares al déficit.

``Mañana, el Senado va a votar sobre un proyecto de ley que empeora una situación ya mala'', dijo el republicano Charles Grassley en la sala de debates. ``Esta propuesta de ley degeneró rápidamente hacia más y más control gubernamental del sistema de salud''.

La votación final está fijada ahora para las 7 a.m. del jueves, no las 8 como había sido acordado previamente, pero los republicanos acordaron no usar todo su tiempo de debate con el fin de poder salir antes de Washington para celebrar Navidad y escapar de un temporal que se acerca desde el oeste.

La última vez que el Senado votó el día de Nochebuena fue el 24 de diciembre de 1895, en torno a una ley de asuntos militares sobre el empleo de ex soldados de la Confederación del sur.

Los demócratas derrotaron varias objeciones a la medida presentadas por republicanos, incluyendo una del senador John Ensign que cuestionaba la constitucionalidad de requerir a casi todos los estadounidenses que compren seguro médico.

By ERICA WERNER / AP - El Nuevo Heraldo.
.