BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 7 de octubre de 2009

CUBA: Cierran comedores gratuitos en Cuba.

Muchos cubanos reciben almuerzos gratuitos en sus lugares de trabajo.

Se dice que los almuerzos gratis no existen. Pero por años, la mayoría de los cubanos han recibido comidas gratuitas en comedores operados por el estado en sus lugares de trabajo. Sin embargo, en un esfuerzo por equilibrar el presupuesto, las autoridades cubanas están a punto de abolir esa medida.

Es un pequeño inicio tentativo para lo que podría convertirse en una reforma sustancial del estado de bienestar en la Cuba comunista.

Esta semana, cuatro ministerios gubernamentales cerraron todos sus comedores gratuitos en el país. A cambio, los trabajadores están recibiendo 15 pesos adicionales diarios (equivalentes a cerca de US$0.70) para que compren sus propias comidas.

El estado suministra cerca de 3,5 millones de almuerzos gratuitos al día.

Si este ensayo resulta exitoso, entonces todas los comedores ubicados en lugares de trabajo podrían ser abolidos.

El gobierno dice que en estos tiempos económicos difíciles ya no puede enfrentar el gasto de US$350 millones anuales que le cuesta el programa.

¿Apoyo condicionado?

En su más reciente discurso ante el Parlamento, el presidente Raúl Castro dijo que los subsidios no son efectivos, "o peor, hacen que algunos sientan que no tienen que trabajar".


El gobierno de Raúl Castro ha venido implementando medidas de austeridad.

Lo siguiente en la lista podría ser la tarjeta mensual de racionamiento. Cada familia aquí recibe un suministro de bienes básicos altamente subsidiados, como arroz, frijoles, aceite de cocinar y pollo, la mayoría a precios por debajo del costo.

En la prensa local algunos dicen que ese sistema sería reemplazado por uno de apoyo condicionado a los medios económicos del solicitante, donde solo los que estén realmente en necesidades recibirían esas ayudas.

La medida de cerrar los comedores en los lugares de trabajo es también vista como un intento de reducir el monto de la comida robada de las empresas operadas por el estado.

El hurto de cosas en los lugares de trabajo es frecuente en Cuba, en donde es visto como una manera de complementar los salarios, que en promedio son inferiores a los US$20 mensuales.

Por Michael Voss - BBC, La Habana – BBC Mundo.
.