BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

jueves, 10 de julio de 2008

Carlos Saavedra Martinez: Derrame del Eider: una "Mancha" difícil de limpiar.


A dos años y medio de la contaminación por hidrocarburos del litoral antofagastino, los pescadores aún esperan que la justicia acredite el daño que el episodio les causó a su salud y a su fuente de trabajo. Por Carlos Alberto Saavedra

Los más afectados por la contaminación provocada el 31 de octubre de 2005, por el buque chino EIDER, varado en la costa antofagastina, fueron los propios pescadores artesanales.

Estos ciudadanos chilenos, no han podido lograr hasta el día de hoy soluciones concretas. Han responsabilizado a las autoridades locales por su falta de gestión y compromiso con el sector.

Después de casi tres años de transcurrido el accidente, los pescadores reclaman que tampoco han recibido algún tipo de ayuda por parte de las autoridades, enfrentando ellos mismos las pérdidas, agravando aun más su precaria situación económica.

Las manifestaciones y protestas, han sido para ellos una herramienta válida para ser escuchados. Pero las protestas se han intensificado en las últimas semanas, e irán aumentando hasta que alguien responda a sus legitimas exigencias.

Dirigentes de los dos sindicatos de pescadores de la caleta de Antofagasta dicen que desde la época de derrame de hidrocarburos, 15 de sus miembros han fallecido, "ellos trabajaron directamente en la limpieza y descontaminación de la bahía, y otros tres pescadores murieron los últimos meses", contaron.

Están preocupados, piensan que el incidente podría haber tenido consecuencias en su salud.

Por lo pronto, el síndico Ricardo Abuauad es el administrador de los 22 millones de dólares que la armadora del Eider, la compañía Pretty Bright Shipping, dejó en Chile para pago de las indemnizaciones que pudiese determinar la justicia.

El caso agrupa 12 demandas presentadas por el Consejo de Defensa del Estado, gremios de pescadores artesanales y particulares. El Estado, por una parte, pide que la empresa operadora del buque pague por los gastos en que se incurrió en la emergencia y que asuman el daño ambiental. Los pescadores, alegan por los ingresos que dejaron de percibir producto de la contaminación, es decir, el lucro cesante.

Todas las demandas están agrupadas y se especula que el fallo podría tardar dos años más.

Por Carlos Saavedra Martínez
http://www.elnortero.cl/admin/render/noticia/15828
.

No hay comentarios: