BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

viernes, 23 de mayo de 2008

Un nuevo Chaiten


Hace más de una semana que los “chaiteninos” viven fuera de su ciudad. Las erupciones volcánicas continuas hicieron que por seguridad todos fuesen evacuados a Puerto Montt, donde viven por el minuto como albergados. A la actividad volcánica se suman hoy aluviones y la inundación del 90% de las casas, por lo que para los habitantes de Chaitén, volver a su ciudad se vuelve una opción cada vez más remota. Por lo mismo hoy se barajan distintas alternativas, entre ellas una solución bastante atractiva y poco común, fundar una nueva ciudad para los “chaiteninos”.

Sin duda que en la historia del urbanismo uno de los de los grandes ideales a sido planificar una ciudad perfecta desde cero. Pasó en el renacimiento con la ciudad estrellada de Palmanova en Italia, luego con ideas de Le Corbusier como la Ville Radieuse, y hace poco con la grandiosa y modernista capital de Brasil, Brasilia.

La idea de comenzar una ciudad desde cero se mantiene aún en pie, pero esta vez asociando la perfección con la sustentabilidad, o sea con una ciudad diseñada para que mantenga el mínimo gasto energético y contaminante posible. Estos son justamente los conceptos que han sido aplicados en los diseños de la firma Arup para una nueva ciudad en China, la primera ciudad sustentable llamada Dongtan.

Con la desgracia de Chaitén y la posibilidad de construir una nueva ciudad para sus habitantes, la idea de crear una ciudad sustentable no se vería tan lejana. El desastre en este caso se convertiría en una gran posibilidad, posibilidad aún más atractiva considerando que los habitantes de ella ya existen, tienen una forma de vida, actividades y trabajo propios, algo importante para considerar en un diseño y crear una ciudad a la medida de sus habitantes.

La opción de la nueva ciudad ya se esta barajando, algunos han propuesto situarla en las cercanías de Caleta Gonzalo, aproximadamente a 40 km de Chaitén, en donde existen terrenos disponibles, que en su gran mayoría pertenecen a Douglas Tompkins.

Sin duda seria una gran satisfacción para los “chaiteninos” ser parte de un proyecto pensado a fondo para ellos, que aparte de darles un nuevo hogar, participen en su planificación y así funcione aún mejor que su antigua ciudad, para que así recuerden con cariño, pero miren con respeto su nuevo Chaitén.

por: Mena Schnaidt

Fuente de la Información: La Nacion.
.

No hay comentarios: