BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

jueves, 26 de junio de 2008

¡Atención candidatos a alcaldes y concejales!. Agencias de publicidad recomiendan trabajar la imagen y olvidarse de los regalitos.


Las agencias de publicidad concuerdan en que los lápices, chapitas y tazones van quedando atrás al momento de hacer campañas políticas de los candidatos a alcaldes. Lo más probables, aseguran, es que estos "regalitos" queden abandonados en algún lugar de la casa.

En estos tiempos, lo importante es usar al candidato como producto para vender. En la agencia de publicidad "Veritas" aseguran que “los candidatos son tradicionales al momento de hacer campañas políticas y no se atreven a innovar. Todo se hace de acuerdo a las necesidades de cada candidato y su el público objetivo”.

Pero generalmente dicen que sus campañas son las típicas y no salen de lo común, porque lo más probable es que la gente crea que se gastó mucha plata.

En tanto, en la agencia O&V confiesan que más allá de entregar una “chapita o un lápiz, lo importante es que ese producto vaya asociado a la imagen del candidato. Si tuviéramos que asesorar a un candidato transmitiríamos el entusiasmo. Además, proponemos que se hagan campañas con el medio ambiente, ya que ningún candidato se las ha jugado en ese sentido”.

Por su parte, en la agencia TWB también coinciden en que lo importante es la imagen del candidato y no lo que se regala.

“Si nos llegara un candidato que necesitara de nuestros servicios, lo importante sería trabajar en su imagen, despolitizarlo y ofrecer al candidato como persona”.

“Regalar lápices y folletos ya no sirve. Las llamadas telefónicas por más que se ha denostado, continúa siendo un medio eficiente, al igual que facebook, los blogs, “puerta a puerta” y foros de discusión”.

Para captar el voto joven, esta agencia propone realizar tocatas y festivales ya que un regalo no los convence para nada.

Fuente: cambio21.