BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

viernes, 20 de junio de 2008

Desarrollo Digital: ¿Qué tanto nos seduce?.


En tiempos de globalización, redes ciudadanas, información al instante, Web 2.0, iPhone y conectividad 7x24, parece muy seductor hablar de tecnologías y de los últimos "gadget" tecnológicos aparecidos en el mercado, pero a la hora de darle importancia estratégica a “lo digital”, ¿estamos realmente convencidos?

El firme propósito de consolidar en Chile una sociedad de la información, que brinde mejores oportunidades de acceso y desarrollo de manera equitativa, se sustenta en el hecho reconocido que la capacidad de un país de aprovechar las oportunidades que le brindan Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) es un factor catalizador del progreso social, económico y cultural.

Cabe entonces preguntarnos ¿qué tan instalado está este tema en nuestra sociedad?

Me tocó recientemente participar de la presentación de un estudio de Cisco e IDC, que señala que Chile tiene una significativa carencia de capital humano capacitado en tecnologías (en este caso particular, de tecnologías de redes). El déficit es tan grande que se proyecta que en 2010 la demanda por recursos humanos calificados en conectividad superará a la oferta en un 43%.

Es por lo menos preocupante que nuestros jóvenes no estén interesados en formarse en las especialidades TI. Más aún, considerando que el mercado de los Servicios Tecnológicos Globales representa para Chile un potencial mercado de mil millones de dólares para el bicentenario.

Desinterés parlamentario

Fui también citado hace unos días al Congreso Nacional, acompañando al Ministro de Economía a exponer ante los diputados los alcances de la Estrategia Digital de Chile.

Asistí animado por el interés de los honorables en este tema tan importante para el país. Sin embargo, la realidad nos confronta con que, al parecer, siempre hay otras prioridades: de los 120 diputados, en la sala contamos con la presencia de cerca de 45 y, al avanzar la hora, no quedaban más de 25.

El número sólo se incrementó a 51 al momento de votar los proyectos de acuerdo Nº 550 y 551 sobre implementación de la estrategia digital en Chile.

Probablemente, entonces, el mayor desafío pasa por realizar importantes esfuerzos y buscar aliados, referentes y líderes que ayuden a instalar el tema en la agenda pública, sacar el tema de las esferas de discusión tecnológica y llevarlo a los espacios de discusión política, económica y ciudadana.

El Gobierno junto con el sector privado y la sociedad civil, presentó en enero la Estrategia Digital, que plasma la política nacional con la cual el país quiere dar un nuevo impulso a su desarrollo de las TIC en un amplio espectro.

Pronto anunciaremos el Plan de Acción Digital para el periodo 2008-2010, que contendrá una cartera de iniciativas y proyectos con metas concretas para que más chilenos puedan participar, crear, aprender, conectarse, producir, competir y crecer de la mano de la digitalización.

Desde el Gobierno, tenemos la tarea de impulsar esta Estrategia, pero se requiere del compromiso y convencimiento del país para dar debida relevancia al desarrollo digital y cada área de la sociedad tomar su rol.

Por Alejandro Barros
.