BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

sábado, 7 de junio de 2008

Hillary Clinton llamó a apoyar a Barack Obama.


Acompañada por Bill Clinton, su hija Chelsea y su madre, la senadora "suspendió" su candidatura y llamó a "poner toda energía en hacer que Barack Obama sea elegido el próximo presidente de Estados Unidos".

La ex primera dama Hillary Clinton renunció hoy públicamente a sus aspiraciones de convertirse en la candidata demócrata para las presidenciales estadounidenses de noviembre, y expresó su apoyo a su rival, el senador Barack Obama, luego que este asegurara los delegados para ganar la nominación.

"Tenemos que poner toda nuestra energía en hacer que Barack Obama sea elegido el próximo presidente de Estados Unidos", dijo la senador por Nueva York durante un acto de despedida en el histórico National Building Museum, en Washington, en el que estuvo arropada por su marido, el ex Presidente de ese país, Bill Clinton, su hija Chelsea y su madre Dorothy Rodham.


"La mejor manera de continuar nuestra batalla y lograr los objetivos que nos habíamos marcado es hacer todo lo posible, con toda nuestra pasión y entrega, para que Barack Obama sea el próximo presidente de Estados Unidos (...) Hay que respaldar a Obama para lograr un Estados Unidos más fuerte", señaló la senadora por Nueva York.

Dirigiéndose a sus partidarios, en una campaña en que ha logrado recoger 18 millones de votos, cifra récord en unas primarias demócratas, llamó a que "luchemos juntos para que Obama sea el próximo presidente de este país", en un discurso apasionado, interrumpido en numerosas ocasiones por los vítores y aplausos de los cerca de 2.000 seguidores congregados.

Dijo que "suspendía" su campaña, una palabra clave que le permitirá seguir recaudando dinero -algo esencial, dado que registra unos números rojos de más de 30 millones de dólares- y teniendo el control de los 1.926 delegados conseguidos y, por tanto, de negociar su futuro político.

Clinton, quien aparecía como favorita al principio del proceso de primarias demócratas, indicó que "esta fue una dura lucha, pero el partido demócrata es una familia"."No podemos dejar que se nos escape este momento", agregó junto con advertir que de todas maneras, que "el camino por delante no es fácil".

La ex primera dama aseguró que, durante un eventual gobierno del senador por Illinois, los demócratas buscarán reformar el sistema de salud e impositivo. "Tenemos que trabajar duro para traer de regreso a nuestras tropas en Irak", fue una de sus arengas.

La salida de Clinton pone punto y final a una de las primarias más apasionantes de la historia moderna de Estados Unidos, en las que los dos aspirantes competían por el hito de llevar a la Casa Blanca al primera mujer presidente o al primer afroamericano. Obama deberá enfrentar al senador republicano John McCain.

Para algunos miembros destacados del Partido Demócrata, la despedida de Clinton llega tarde, pues se tenía que haber producido el pasado martes, cuando Obama anunció que había logrado los delegados suficientes para dejar atada su proclamación como candidato.

En lugar de rendirse, Hillary ofreció el martes un discurso desafiante, en el que resaltó los millones de votos obtenidos y los grandes estados en los que ha ganado, y anunció que no iba a tomar una decisión hasta consultarlo con el aparato de su formación política. Sólo 24 horas después, Clinton anunció que abandonaba y que iba a dar su total apoyo a Obama, después de que algunos de sus asesores y compañeros de partido claves le dejaran claro que su campaña estaba acabada.

Entonces comenzaron las especulaciones de que la senadora podría estar buscando la vicepresidencia, algo que ella no ha desmentido, aunque ha dejado claro que la decisión depende exclusivamente de Obama, con quien se reunió de manera secreta el jueves.

Según una encuesta publicada ayer por CNN, la primera desde que concluyó el proceso de primarias, el 54 por ciento de los demócratas piensa que Barack Obama debería escoger a Hillary Clinton como candidata a la vicepresidencia. El 43 por ciento de los votantes demócratas, sin embargo, opina que el senador por Illinois debería elegir a otra persona como compañera de viaje a la Casa Blanca.

Fuente: La Nacion.
.

1 comentario:

JIFF dijo...

Siento que se tardo demasiado.
Desde hace unos meses estaba claro que iba a ser una carrera cerrada, pero el ganador no estaba en duda, todo éste tiempo ha sido oro para McCain que tiene la mitad del triunfo en que muchos jamás votarían por un negro.