BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

viernes, 19 de febrero de 2010

VENEZUELA: Ravell acusa al Gobierno de su cese en Globovisión.

El ex director general de Globovision, Alberto Federico Ravell, acusó al Gobierno del presidente Hugo Chávez de presionar su salida de Globovisión para bajar el tono de sus críticas.

Chávez acusó al canal de ser un foco de conspiración contra su Gobierno y ha instado a sus funcionarios por años a buscar las vías legales para cerrarlo, mientras los accionistas del medio han sido investigados por delitos que no les han comprobado.


Alberto Ravell, el director saliente y uno de los fundadores del canal, dijo que su socio Nelson Mezerhane intenta apoderarse de Globovisión argumentando que cumpliría un acuerdo con el presidente del Banco Central, Nelson Merentes, y el ex ministro de Finanzas, Alí Rodríguez, actual titular del despacho de Energía Eléctrica.

Mezerhane es dueño del mediano Banco Federal, del que Chávez dijo hace semanas que había "tenido problemas graves" en medio de una pequeña crisis bancaria que resultó en la intervención de 11 pequeñas instituciones financieras.

"Mezerhane nos ofreció comprarnos a Guillermo (Zuloaga) y a mí las acciones de Globovisión", dijo Ravell en una conferencia de prensa, para luego referir una conversación entre los socios en la que se había revelado el acuerdo.

Además, Ravell opinó que "un banquero no puede ser dueño, presidente y director de un canal de televisión" en Venezuela, porque el Gobierno hace un uso político de las instituciones de regulación bancaria.

Sin embargo, Ravell dijo no estar seguro de que la negociación entre los funcionarios y Mezerhane hubiera sucedido, pero aseguró que ante la posibilidad de que se presionara la compra, Zuloaga, el accionista mayoritario, pidió su renuncia.

Ravell, a quien el Gobierno acusa de dirigir el canal como si fuera un partido político y de encabezar a la oposición venezolana, afirmó que le habrían pedido a Mezerhane que lo sacara del canal junto a Leopoldo Castillo, quien en su programa "Aló, ciudadano" hace fieras críticas al Gobierno.
Globovisión ha sufrido varios atentados a su sede por grupos armados simpatizantes del "chavismo", en tanto, ha sido objetivo de decenas de investigaciones legales y multas, mientras que Zuloaga y Mezerhane han sido investigados por delitos de especulación y hasta asesinato.

Zuloaga tenía prohibido salir del país por una investigación por supuesto acaparamiento de autos -suspendida tras la salida de Ravell- y Mezerhane estuvo preso años atrás porque lo vinculaban en el asesinato de un destacado fiscal.

Aunque Ravell predijo que el Gobierno bajaría la presión contra Globovisión y sus socios, y que no cumpliría de inmediato la amenaza que ha hecho por años de cerrarlo, afirmó que confía en que Zuloaga no cambie la dura línea editorial de la planta.

"No quería irme de Globovisión", dijo. "Me tocó sacrificarme, pero creo que el sacrificio se está pagando: ya hay una oferta de que el canal ni se compra ni se vende, hay una oferta de que no se cambia la línea editorial", agregó.

Además aseguró usará sus conocimientos sobre comunicación y publicidad para respaldar al candidato opositor a Chávez en las elecciones presidenciales del 2012.
.
Fuente: Informacion y Analisis America Latina.
.