BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 6 de mayo de 2009

Chile: Enríquez-Ominami, tercero en intención de voto para presidenciales – Frei pisando los talones a Piñera.


Enríquez-Ominami ha recibido el respaldo de otros parlamentarios desencantados de sus partidos.

Las Claves:
Enríquez sólo es superado por Sebastián Piñera (36%) y del ex presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle (29%).

Diversos sectores apuntan que la candidatura de Enríquez puede convertirse en una bisagra que decida el resultado de los comicios.

El diputado socialista chileno Marco Enríquez-Ominami, hijo de un guerrillero muerto en combate contra las fuerzas de Augusto Pinochet, logró un sorprendente tercer puesto como candidato a presidente en una encuesta.

Según el sondeo de TNS-Time, hay un 14 % de intenciones de voto por Enríquez-Ominami, al que solo superan el candidato de la derecha, Sebastián Piñera, (36%) y del ex presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle (29%), candidatos de la oposición derechista y de la gobernante Concertación por la Democracia, respectivamente, en las elecciones del próximo diciembre.

De 36 años y de profesión cineasta, Enríquez-Ominami se proclamó candidato tras rechazar la directiva de su partido la celebración de primarias internas para definir un candidato y optar por apoyar directamente a Frei.

Con una crítica general a la forma actual de hacer política, Enríquez-Ominami ha atraído a desencantados de otros sectores y a jóvenes hasta ahora reacios a votar.

Dirigentes de diversos sectores han admitido que el hijo de Miguel Enríquez, el fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), concita un apoyo transversal y su candidatura puede convertirse en una bisagra que decida el resultado de los comicios del próximo diciembre.

Según la encuesta TNS-Time, que fue realizada a partir de 1.320 entrevistas en todo el país y tiene un margen de error del 2,6 por ciento, en una segunda vuelta electoral la mitad de los votos de Enríquez-Ominami serían para Frei y el 25 por ciento para Piñera.

En esa supuesta segunda vuelta, Piñera alcanza el 43% de las preferencias y Frei el 41%, lo que en términos estadísticos supone un empate técnico.

Enríquez-Ominami ha recibido el respaldo de otros parlamentarios desencantados de sus partidos, como los socialdemócratas Álvaro Escobar y Esteban Valenzuela, con quienes ha hecho causa común en el Parlamento y a los que se conoce como los "díscolos".

Fuente: Información y Análisis América Latina.
.