BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 26 de agosto de 2009

CEPAL: El comercio de Latinoamérica caerá un 13% en 2009.

El volumen de las exportaciones e importaciones de América Latina y el Caribe caerá este año un 13 por ciento, por encima del retroceso del 10% proyectado para el comercio mundial, advirtió la CEPAL. El dato confirma que el sector más afectado por el embate de la crisis económica global en la región fue el comercio, que padece una contracción sin precedentes.

Panorama de la Inserción Internacional de América Latina y el Caribe 2008-2009

Según el informe, el volumen de las exportaciones de la región caerá este año un 11%, su peor resultado en 72 años (desde 1937), mientras las importaciones disminuirán un 14%, la baja más pronunciada en 27 años (desde 1982). "Urgen políticas para reactivar el comercio, porque el futuro pos crisis seguirá premiando a las economías con mayor orientación exportadora", afirmó la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena.

El desplome del comercio regional, según el informe, se originó en la disminución de la demanda internacional, el descenso en los precios de algunas materias primas, las dificultades para financiar el comercio y el comportamiento pro-cíclico de los flujos de intercambio intrarregional, especialmente en América del Sur.

El informe, sin embargo, destaca que a pesar de la contracción comercial, la región ha resistido mejor que en el pasado los efectos de la crisis, gracias sobre todo a las fortalezas macroeconómicas que dejó el ciclo favorable de 2003-2007. Proyecta, asimismo, que después de dos o tres años de escasa actividad, el comercio internacional volverá a ser "una fuente de oportunidades, por lo que la región debe prepararse".

Para la CEPAL, la crisis se transmitió a la economía real de la región por cuatro vías: la inversión extranjera directa, las remesas de los emigrantes, los precios de los productos básicos y el comercio, aunque los servicios y el turismo también fueron afectados.

Prácticamente todos los países latinoamericanos sufrieron caídas en los flujos con sus principales socios comerciales (EE.UU., la Unión Europea, Asia y la propia región), subrayó el informe, que matizó que "sólo China presenta una demanda sostenida de productos básicos", lo que ha permitido contrarrestar en parte la disminución del comercio exterior regional.

Los países exportadores de productos básicos (petróleo y minerales) son los más afectados por el deterioro de los términos de intercambio, que caerán este año un 32,6% para el conjunto formado por Venezuela, Ecuador (petróleo), Colombia (petróleo y carbón) y Bolivia (gas natural).

En el primer semestre de 2009 las exportaciones de productos mineros y de petróleo de la región cayeron un 50,7% interanual, mientras las de productos manufacturados y agrícolas disminuyeron un 23,9% y un 17%, respectivamente. Las caídas más acentuadas se concentraron en los envíos a la Unión Europea (-36,3%) y a Estados Unidos (-35,3%).

Las exportaciones a otros países de la misma región también cayeron de forma importante en el primer semestre (33% interanual en valor), lo que, según la CEPAL, reafirma el comportamiento pro-cíclico que han tenido tradicionalmente las exportaciones intrarregionales.

El informe propone acciones en siete áreas que, según la CEPAL, concentran las mayores oportunidades de integración, en el contexto posterior a la crisis: Invertir en infraestructura, estimular el comercio intrarregional y fomentar la cooperación en innovación y competitividad. También reducir las asimetrías, fortalecer la cohesión social, aprovechar el vínculo con Asia Pacífico y abordar los desafíos del medioambiente y el cambio climático.

Respecto del comercio, la CEPAL propone la creación de un programa de cooperación para estimular el intercambio intrarregional, que coordine la participación de países y organismos multilaterales y regionales para aprovechar sus ventajas y fortalecer la movilización de recursos financieros.

Fuente: Información y Análisis América Latina.
.