BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

viernes, 14 de agosto de 2009

EE.UU.: Cheney: Bush no siguió mis consejos.

El ex vicepresidente Dick Cheney piensa que George W. Bush gradualmente dejó de seguir sus consejos durante su segundo período en la presidencia, mostrando una sorprendente independencia y tomando posiciones más flexibles en una serie de asuntos, dijo el miércoles el diario The Washington Post.

Cheney, considerado por muchos como el vicepresidente más influyente en la historia de Estados Unidos, ha estado hablando de sus años en el cargo en charlas informales con escritores, diplomáticos, expertos políticos y ex colegas, dijo el Post, mientras trabaja en un libro de memorias planeado para el 2010.

Robert Barnett, que negoció el contrato editorial de Cheney, hizo saber a editores potenciales que el libro estaría cargado de noticias, dice el artículo publicado en la internet, y el propio Cheney ha dicho, sin explicarlo, que el "secreto de estado'' ya no está vigente para muchos de sus secretos.

El libro cubrirá la larga carrera de Cheney, desde que fue jefe del gabinete bajo el presidente Gerald Ford hasta que ocupó la vicepresidencia bajo Bush.

"Cuando el presidente tomó decisiones con las que yo no estaba de acuerdo, le apoyé de todas formas y no traté de minarlo'', dijo Cheney, de acuerdo con Stephen Hayes, su biógrafo. "Ahora estamos hablando después que salí del puesto. Yo tengo fuertes opiniones sobre lo que sucedió... No hay razón para no expresarlas honestamente''.

De acuerdo con el autor del artículo del Post, Barton Gellman (también publicó sobre Cheney el libro Angler), el ex vicepresidente considera que Bush tuvo una "debilidad moral'' al hacer concesiones a la opinión pública.

Luego de años de elogiar a Bush como un hombre de principios, Cheney lo califica ahora de‘‘un político común'', dice Gellman.

Fuente: El Nuevo Heraldo.
.

No hay comentarios: