BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

jueves, 27 de agosto de 2009

EE.UU.: Edward M. Kennedy: el fin de una dinastía.

El mundo político estadounidense recordó el miércoles a Ted Kennedy, legendario legislador y último hermano sobreviviente de la dinastía política que más influyó en la historia reciente del país.

Kennedy, senador demócrata por Massachusetts, murió el martes víctima de un cáncer cerebral en su casa en Cape Cod. Tenía 77 años.

El presidente Barack Obama interrumpió sus vacaciones en Massachusetts para elogiar a Kennedy como "una figura singular'' en la historia política estadounidense.

"Aunque sabíamos que este día llegaría, lo aguardábamos con sumo pesar'', dijo Obama. "Para su familia, era un guardián; para Estados Unidos, era el defensor de un sueño. Su lucha nos dio la oportunidad que se nos negó cuando le segaron la vida a sus hermanos John y Robert: la de tener el tiempo sagrado para agradecerle y decirle adiós'', añadió el mandatario.

Kennedy fue un intenso activista a favor de causas liberales --como un mayor acceso al sistema de salud pública, la lucha contra la pobreza y los derechos de los inmigrantes y las minorías-- durante sus más de 50 años en el Senado federal.

Era hermano de John F. Kennedy, el presidente asesinado en Dallas en 1963, y de Robert Kennedy, quien fue secretario de Justicia y quien también perdió la vida en un atentado en 1968.

Kennedy será velado en el Museo y Biblioteca Presidencial John F. Kennedy en Columbia Point en Dorchester, Massachusetts, a partir de esta noche. Los restos estarán expuestos entre las 10 a.m. y las 4 p.m.

El viernes a las 7 p.m. se realizará un servicio de recordación en la biblioteca.

El sábado se celebrará una misa en la Iglesia del Perpetuo Socorro en Boston, donde Kennedy rezaba a diario le diagnosticaron cáncer a su hija, Kara Kennedy Allen.

Ella le sobrevive, así como su esposa, Vicki; dos hijos, Edward Jr. y el representante por Rhode Island Patrick J. Kennedy; dos hijastros, Caroline y Curran Raclin; y una hermana, Jean Kennedy Smith.

Kennedy será sepultado el sábado en el Cementerio Nacional de Arlington, según un funcionario que pidió no ser identificado, donde ya descansan cinco miembros de la familia.

En el panteón de la llama eterna descansan cuatro miembros de la familia Kennedy: John F. Kennedy; su esposa, Jacqueline Kennedy; su hijo Patrick, que vivió dos días, y otro nonato.

El ex senador Robert Kennedy F. Kennedy está enterrado a corta distancia.

En casi medio siglo en el Senado, Kennedy conoció a 10 presidentes y acumuló una lista impresionante de logros legislativos en materia de salud, derechos civiles, educación, inmigración y otros temas.

Heredero de la familia política más poderosa y fascinante de Estados Unidos durante el siglo XX, se erigió en un paladín de la clase trabajadora, imprimiendo su sello en un amplio cuerpo de leyes.

Elegido inicialmente al Senado en 1962 y reelegido holgadamente y por última vez en el 2006, fue el tercer senador de mayor servicio en la cámara alta tras Robert Byrd y el ya fallecido Strom Thurmond, republicano.

"Un importante capítulo de nuestra historia ha llegado a su fin. Nuestro país ha perdido a un gran líder que tomó la antorcha de sus hermanos caídos y se convirtió en el más grande senador de nuestro tiempo'', dijo el presidente Barack Obama en un comunicado.

"Durante cinco décadas, prácticamente cada parte importante de las leyes para mejorar los derechos civiles, los servicios médicos y el bienestar económico del pueblo estadounidense tenía su nombre y era fruto de sus esfuerzos'', agregó el Presidente.

La familia Kennedy anunció su muerte en un comunicado breve el miércoles por la madrugada.

"Hemos perdido a un pilar irremplazable de nuestra familia y una luz de alegría en nuestras vidas, pero la inspiración de su fe, su optimismo y su perseverancia vivirán en nuestros corazones para siempre'', dijo la familia en el comunicado.

"Agradecemos a todos los que lo cuidaron y le dieron apoyo en este último año, y a todos lo que estuvieron a su lado por tantos años en su marcha incansable por el progreso hacia a la justicia, la igualdad y las oportunidades para todos''.

Kennedy fue mencionado frecuentemente como potencial candidato presidencial.

Pero dejó de lado toda aspiración a la Casa Blanca después de un fallido intento en las primarias de 1980 y nunca volvió a intentar seguir los pasos de sus hermanos John y Robert.

Al cerrar esa campaña, trazó el sendero de su futuro político en un discurso que muchos consideran su mensaje más significativo.

"Para mí, hace algunas horas, esta campaña tocó a su fin'', dijo en ese entonces.

"Para todos cuyo bienestar ha sido nuestra preocupación, el trabajo continúa, la causa perdura, la esperanza sigue viva y el sueño jamás morirá''.

Después que le detectaron un tumor cerebral canceroso en mayo del 2008 se sometió a varias operaciones y tratamientos de radiación y quimioterapia.

El verano pasado regresó sorpresivamente al Congreso para emitir un importante voto para los demócratas sobre el Medicare.

En enero de este año estuvo presente en la toma de posesión de su colega Obama, el primer presidente negro de Estados Unidos, pero tuvo una crisis durante el almuerzo conmemorativo tras la ceremonia.

La muerte de Kennedy se produjo dos semanas después de la de su hermana Eunice Kennedy Shriver.

Kennedy no estuvo presente en el funeral pues su estado de salud era bastante grave.

En una entrevista reciente con The Associated Press, el hijo de Kennedy, el congresista demócrata Patrick Kennedy, dijo que su padre había superado los pronósticos de los médicos al sobrevivir más de un año.

También fue una fuerza vital en el proceso de paz en Irlanda y crítico persistente de la guerra en Irak.

Mientras florecía su campaña en el Senado, solía decir: "Mi ambición es el servicio público y no la búsqueda constante de la presidencia''. Centró su poderosa estatura política, enérgica oratoria y persistentes negociaciones en promover proyectos de ley contra lo que consideraba injusto.

Cuando los demócratas retomaron el control del Senado en el 2007, fue presidente de la Comisión de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones de la cámara alta.

Sin duda retuvo su poderosa influencia en el Partido Demócrata cuando en enero apoyó a Obama para la candidatura presidencial.

Cuando el líder de la vieja guardia pasó por alto a Hillary Rodham Clinton para apoyar a Obama como candidato, dio impulso a las aspiraciones del actual presidente.

Aunque sus posiciones irreductibles de centroizquierda lo hicieron un candidato presidencial menos probable en una nación que se volcaba al centro del espectro político, sus aspiraciones iniciales a la Casa Blanca se vieron impedidas más por escándalos personales. Uno de los más sonados fue su trágico accidente automovilístico en 1969, en un puente de Chappaquiddick, Massachusetts, que cobró la vida de Mary Jo Kopechne, de 28 años, una colaboradora de la campaña presidencial de su hermano Robert que lo acompañaba.

Sin embargo, para el público estadounidense Ted Kennedy fue la figura más visible como el último hermano sobreviviente de Kennedy, el patriarca de una familia conmovida más de una vez por tragedias personales.

Consoló a la viuda de su hermano, Jacqueline, cuando John fue asesinado en 1963. Y después que otro hermano, Robert Kennedy, fue asesinado cuando se postulaba a presidente en 1968, Ted pasó a ser la figura paternal para sus sobrinos.

Sumamente popular entre los demócratas, Kennedy generalmente ganaba la reelección por amplio margen. Y se sintió cada vez más cómodo en su papel de némesis de los republicanos y líder simbólico del ala liberal de su partido. Con su mechón suelto de cabello blanco y marcado acento bostoniano, matizaba sus enérgicos discursos con su encanto irlandés y su habilidad negociadora para lograr resultados.

‘Ha desempeñado un papel en toda la legislación social que pasó por el Senado: todo lo que ha afectado a los ciudadanos comunes'', dijo su hermana, la ex embajadora Jean Kennedy Smith.

El presidente George W. Bush dijo en el 2001, después de un año en el cargo, que Kennedy "es el tipo de persona que plantea su caso, a veces en forma elocuente y vociferante, y que después en otro asunto se acerca y se puede trabajar con él''.

Pero Bush fue también blanco de algunos de sus ataques más enérgicos, particularmente durante la guerra en Irak y el fallido intento presidencial del senador demócrata John Kerry, también de Massachusetts. Kennedy censuró la guerra por considerarla el Vietnam de Bush, un conflicto ‘‘fabricado en Texas'' y vendido por el gobierno de Bush para beneficio político.

Fuente: El Nuevo Heraldo.
.