BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

viernes, 5 de diciembre de 2008

CHILE: Betancourt pone a Chile como un ejemplo de perdón.

En encuentro con Presidenta Bachelet.

La ex rehén de las FARC Ingrid Betancourt valoró ante la presidenta chilena, Michelle Bachelet, la capacidad de perdón que transformó el odio vivido en este país en una "inmensa felicidad", un ejemplo, que según ella, quisiera trasladar a Colombia. Bachelet recibió este miércoles en el Palacio de La Moneda, a la ex candidata presidencial, quien agradeció a la mandataria las gestiones que el Gobierno chileno hizo para postularla al Premio Nobel de la Paz.

En una declaración de prensa conjunta, la ex candidata presidencial colombiana, quien también es nacional francesa, se declaró tanto "latinoamericana" como "chilena", ya que, a su juicio, hay entre esos pueblos "demasiado pasado de dolor que les une, que cada uno ha tratado de resolver individualmente a su manera". Betancourt abogó, asimismo, por evitar el camino del dolor, que consideró lleva al odio y a la venganza, y propuso reforzar en su lugar "la capacidad de perdón", al señalar que "tiene que haber espacio para todos y hay que construir entre todos una patria grande".

"Qué felicidad como latinoamericana ve que finalmente Chile logró resolver esa ecuación de dolor en una inmensa felicidad", resaltó la ex candidata presidencial en referencia a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y la posterior vuelta a la democracia. Betancourt animó a "encontrar la inmensa fuerza del perdón" y manifestó su deseo de que Colombia pueda "deponer los odios, los rencores, la sed de venganza", como en su opinión lo ha hecho Chile, cuya presidenta fue encarcelada y su padre murió a consecuencia de las torturas.

Por su parte, Bachelet valoró la capacidad de Ingrid Betancourt para "transformar una de las vivencias más fuertes que puede vivir una persona" y "extraer fuerzas para llamar a la comunidad internacional" a unirse para lograr la liberación de todos los secuestrados. "Ya es hora que se imponga el espíritu humanitario, no queremos más secuestrados", declaró la mandataria, quien señaló que Betancourt es "un ejemplo de entereza y valentía" para un continente al que "le ha costado tanto consolidar la democracia".

Ingrid Betancourt, quien fue rescatada por el Ejército colombiano en julio pasado, cumple desde el 1 de diciembre una gira por Suramérica, durante la cual ha visitado Ecuador y Argentina, y viajará en los próximos días a Perú, Brasil, Bolivia y Venezuela para agradecer el apoyo de estos países a las gestiones para su liberación.

Fuente: Diario Hispano Chileno.
.