BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 1 de diciembre de 2008

CHILE: Hoy Eduardo Frei es mejor candidato que Ricardo Lagos.

Para el cientista político Carlos Huneeus el desorden en la Concertación es normal después de 20 años de gobierno, pero "anormal a un año de la presidencial". Y si bien admite que "mucho tiempo en el gobierno cansa a la gente", advierte que la dificultad para renovar los rostros de la coalición ha hecho mella en el apoyo ciudadano.

-¿Tiene que ver la bajada de Alvear con el actual desorden de la DC?
-Es difícil atribuirle todo a Alvear, naturalmente algo de responsabilidad tiene. Pero, los problemas de la DC empiezan antes; la conducción de Adolfo Zaldívar fue muy negativa.

-¿Y cómo evalúa al bloque progresista?
-Está con iguales o peores problemas. En los partidos hay gente que no está en primer plano pero con alta influencia, como Guido Girardi en el PPD que vetó la postulación de una figura joven como Carolina Tohá. El PPD está en una situación crítica y los problemas comenzaron cuando se expulsó a Jorge Schaulsohn y se dejó espacio para que se fuera Fernando Flores. Ahí empezó la estampida de la Concertación.

-¿Eso marcó un precedente para la salida de otros dirigentes de la Concertación?
-Si un partido cierra las puertas a la renovación y después se produce un esquema de competencia interna que termina con un senador fuera y uno de sus fundadores expulsado, la señal de pérdida de control es evidente. Esto fue confirmado por la directiva DC que presidió Alvear en su oportunidad.

-¿Cuál cree que podría ser la solución a este desorden?
-El Gobierno debe dar el ejemplo ordenándose. La negociación del reajuste de la ANEF fue un muy mal escenario, porque si el Gobierno aparece dividido los partidos más se dividen. La Presidenta Bachelet debe desenredar esto, es la única persona que puede llamar a la cordura.

-Bueno Bachelet ya lo intentó con el tema de las dos listas, pero no le resultó.
-Ella debe haber aprendido que ese fue un gravísimo error. Eso fue un punto de inflexión, hay un antes y un después en la Concertación tras ese episodio. Ella debe convocar a la gente, persuadirla y hacer que escuchen sus argumentos.

-¿Este desorden se reflejará en las parlamentarias y presidenciales?
-Claro, esta situación tiene costos. Con el sistema binominal que obliga a una competencia restringida probablemente el daño será menor, pero el costo presidencial sin duda que es alto.

-¿Qué opina de los apoyos cruzados del PS a Frei y de la DC a Lagos?
-Esto no es una secta que apoye rígidamente a alguien. Pero, no podemos dejarnos llevar por las antipatías personales a este o a aquel. La elección del candidato tiene que ver con la persona que puede derrotar a Sebastián Piñera y punto.

-¿Cuál es el candidato que le puede ganar a Piñera?
-Eduardo Frei tiene más posibilidades. Ricardo Lagos tiene una mochila: el Transantiago, tendría que dar demasiadas explicaciones durante la campaña y la elección presidencial sería un plebiscito del pasado basado en la gestión de su Gobierno y de la Concertación.

-También está la posibilidad de que Lagos y Frei se enfrenten en primarias.
-Un escenario de primarias entre dos ex presidentes sería absurdo. El país no entendería una competencia entre dos ex mandatarios de una misma coalición para ver cuál es mejor candidato. ¿Un foro de Lagos y Frei discutiendo quién es mejor?, ¡no! Hay que ser más imaginativo. Así como en 1989 Patricio Aylwin era mejor candidato que Lagos para derrotar a Pinochet, hoy Frei es mejor candidato que Lagos para derrotar a Piñera.

-¿Y José Miguel Insulza?
-Es que Insulza ha estado en Estados Unidos, no puede ser. Además fue la mano derecha de Lagos y no puede obviar el hecho de que fue ministro del Interior durante todo ese período.
.