BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 1 de diciembre de 2008

CHILE: Horas de intenso nerviosismo en el gabinete previo al cambio.

Ministros candidatos optan por no renunciar debido al nuevo escenario post elección municipal. Se anunciaría un enroque entre Vidal, Viera-Gallo y Andrade

“O muchos cambios o ninguno”. Así de tajante es la consigna que proviene desde la mismísima casa de Gobierno. Todo por algunas caras nuevas que arribarían a La Moneda por expresa decisión de Michelle Bachelet.La mandataria tiene hasta el 13 de diciembre para cambiar a los ministros y subsecretarios que tienen aspiraciones parlamentarias. Ese día vence el plazo legal para renunciar a sus cargos, a un año de la elección de diputados y senadores.

Una de las posibilidades de asumir en el gobierno es la del alcalde de Valparaíso Aldo Cornejo, quien después de entregarle la jefatura del puerto al vicepresidente de la UDI Jorge Castro, se iría directamente al equipo político de la Mandataria.

De asumir Interior, Edmundo Pérez Yoma tendría dos opciones: partir a Defensa, cartera en la que ya estuvo en la “era Lagos” o simplemente dejar la administración pública. No obstante, el dirigente DC ha sido bien evaluado por la Mandataria. “Ha mostrado sapiencia y buena coordinación en momentos de crisis”, dicen cercanos de esa secretaría de Estado, por lo que no será relevado del puesto. Fue tentado por la senaturía de Arica-Parinacota, pero optó por “seguir hasta el final” con la Presidenta. "Si sale Pérez Yoma sería el gran golpe de este cambio" dicen en círculos políticos.

El ruido sigue con un enroque que daría que hablar. Francisco Vidal saltaría a Defensa, “puesto que le encantaría asumir”, según cuentan fuentes de Palacio; José Antonio Viera-Gallo a Justicia en reemplazo de uno que se da por “cambiado”, el radical Carlos Maldonado, futuro candidato a diputado o senador en la región de Aysén; y Osvaldo Andrade, uno que se sondeó en Puente Alto ante la posible partida de Isabel Allende a Atacama o a Arica, a la vocería de Gobierno.

Faltaría saber qué militante PPD llegará para poner los equilibrios. Si Felipe Harboe no acepta postular por el distrito de Santiago, “gustoso diría sí” al cargo que hoy ostenta Francisco Vidal.

Para Trabajo y Previsión Social suena con insistencia el retorno de un amigo personal de Bachelet, el ex ministro socialista Ricardo Solari.

Por otro lado, ya se descartó la llegada de Carlos Mackenney a Justicia. El presidente del Consejo de Defensa del Estado continuará en la testera del CDE hasta el 2011, pero estuvo muy cerca de prestar juramento en La Moneda.

Decididos, arrepentidos y “amenazados por conducta”

Al final, sólo tres ministros dejarían La Moneda para emprender una carrera al Parlamento. Se trata del socialista José Goñi (Defensa), que competiría por un distrito de la región del Bío-Bío, el mencionado Carlos Maldonado (Justicia) por Coyhaique y Paula Quintana (Mideplán) a Quilpué y Villa Alemana, plaza que hoy ocupa el secretario general del PS, Marcelo Schilling, luego del fallecimiento del ex timonel de la Cámara, Juan Bustos. Si el miembro de la directiva “escalonista” no repostula, Quintana emprendería el desafío.

Eran cartas seguras al Parlamento, pero decidieron quedarse luego de los malos resultados de la última elección municipal. Son los “arrepentidos” titulares de Obras Públicas Sergio Bitar; Agricultura, Marigen Hornkohl; y Servicio Nacional de la Mujer, Laura Albornoz.

Bitar fue precandidato a la presidencia del PPD a la espera de Ricardo Lagos y potencial candidato a senador por Tarapacá, pero renunció a tales posibilidades y Hornkohl sonó en la Sexta Región, pero tras su buena evaluación se mantendrá en la cartera. Albornoz se bajó de competir luego del éxito de la campaña contra la violencia hacia la mujer, aunque una sorpresa de último minuto no es descartable.

De todos los secretarios de Estado, el más cuestionado es René Cortázar por el manejo del Transantiago, sobretodo por el fallido préstamo proveniente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la profunda investigación que se lleva a cabo en el Congreso. Si bien se dice que seguiría en el puesto, ha surgido el desconocido nombre del empresario socialista Ignacio Guevara, quien le imprimiría un toque más ejecutivo al cargo.

Es seguro que continuarán Andrés Velasco (Hacienda) y Hugo Lavados (Economía), ambos mal evaluados por la ciudadanía, pero que no tendrían reemplazantes viables en el último año de gestión de Bachelet.

Más personeros de gobierno arrepentidos

A nivel de subsecretarios, sólo Felipe Harboe (Interior) se anotaría una flamante candidatura por Santiago, además de Javiera Blanco (Carabineros) en Tocopilla y Ricardo Fábrega, que ya renunció hace quince días (Redes Asistenciales) en Maipú y Estación Central. También el subsecretario de Investigaciones y ex senador Ricardo Navarrete podría aparecer como candidato en la zona sur del país.

Los demás "miraron las duras cifras post elección municipal y juraron lealtad hasta el final con la Mandataria", aseguran en Palacio. Edgardo Riveros (Presidencia), Augusto Prado (Gobierno), Eduardo Abedrapo (Mideplán) y Arturo Barrios (Cultura), al parecer, ya no están “disponibles” luego de meses de consultas varias.
Varios jefes de servicios, entre ellos el director del Sernac, José Roa; la directora de Junji, Estela Ortiz y el director del Sename, Eugenio San Martín, ya están siendo tentados por sus partidos para ser candidatos a diputados. Ellos deberían renunciar sólo a mediados del próximo año. Cosas de la política.

Fuente: Cambio21.
.

No hay comentarios: