BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

viernes, 24 de abril de 2009

PERU: A mil días del gobierno de García, el mayor reclamo popular es el empleo - Momento del balance.

“Siempre con el pueblo” fue el lema que Alan García utilizó en buena parte de la campaña electoral del 2006. Ahora, a mil días de iniciada su segunda estancia en Palacio de Gobierno, ese mismo pueblo parece darle la espalda con virulencia.
La última encuesta nacional de El Comercio, elaborada por Ipsos Apoyo, señala que el 67% desaprueba el estilo de gobernar de Alan García, en tanto el 62% reprueba la manera que tiene el jefe del Estado para comunicarse con la ciudadanía.

El rechazo es aun mayor cuando se le consulta a ese pueblo al cual el líder aprista dirigió su mensaje de campaña: en el sector E, el 82% rechaza su estilo de gobernar.

¿Qué hizo o qué dejó de hacer el presidente García para merecer esta sentencia ciudadana?

EVOLUCIÓN
Si algo no podrá negar el presidente Alan García, es que tuvo su luna de miel. La primera medición que Apoyo hizo a la aprobación presidencial arrojó un resultado auspicioso: 63%.

La austeridad fue la primera bandera que García empuñó: reducción de los sueldos de los altos funcionarios, fusión de organismos públicos y la anunciada venta del avión presidencial.

El analista político Fernando Tuesta reconoce que Alan García exhibe un liderazgo fuerte y está dotado de experiencia política. Y vaya si ha mostrado su habilidad para superar obstáculos políticos, como cuando se conoció la existencia de un hijo extramatrimonial o —destaca Tuesta— cuando se desmarcó del caso de los “petroaudios”.

Sin embargo, anota el especialista, la debilidad de García es mostrarse soberbio y ácido con sus críticos. Profesores, sindicalistas, ONG, activistas de derechos humanos, todos ellos han padecido el afilado verbo presidencial. Tuesta encuentra el punto álgido de esta virulencia en “El síndrome del perro del hortelano”, artículo que García publicó en este Diario en noviembre del 2007.

PLANO ECONÓMICO
Para algunos, los logros de un gobierno parecen medirse únicamente en el ámbito económico. El ex presidente del Consejo de Ministros Jorge del Castillo enumera los de García: la creación de un millón y medio de puestos de trabajo, la reducción de la pobreza de 48% a 36%, el incremento de las reservas internacionales a US mil millones, el aumento de la inversión pública de 1% a 4% del PBI y el grado de inversión que tres calificadoras de riesgo concedieron al Perú.

“Se han establecido fundamentos de estabilidad política, jurídica y económica que han permitido al Perú alcanzar la ruta del crecimiento”, dice Del Castillo.

Sin embargo, el economista Waldo Mendoza criticó que durante la etapa de expansión económica se haya aplicado una política procíclica y no se haya hecho ninguna reforma estructural.

Mendoza cuestionó que el ex ministro de Economía Luis Valdivieso diseñara el presupuesto 2009 reduciendo el gasto público a pesar de la cercanía de la crisis económica mundial. “Debemos ser el único país en el mundo que aplicó una política fiscal contractiva”, dijo Mendoza, quien estimó que la economía no crecerá en el 2009.

Ahora todos esperan que Alan García recuerde su lema de campaña.

Fuente: Diario Hispano Peruano.
.