BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

martes, 28 de abril de 2009

VENEZUELA: Perú le concede asilo al líder opositor Manuel Rosales.

Perú concedió el asilo político solicitado por el líder opositor venezolano Manuel Rosales, en momentos en que el Gobierno de Hugo Chávez le exigía que capturara y devolviera al alcalde de Maracaibo, procesado en su país por presunta corrupción.

"El Gobierno peruano, fiel a una tradición histórica de su compromiso con el derecho internacional, decidió otorgar el asilo al ciudadano venezolano Manuel Rosales", dijo el canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso en Lima.

Casi simultáneamente desde Caracas, su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, exigía a Lima que "capture y devuelva" a Rosales, quien afronta un juicio por presunto enriquecimiento ilícito durante su gestión como gobernador del estado de Zulia, entre 2000 y 2004, un juicio que Rosales considera "político".

García Belaúnde explicó a la salida del Congreso peruano que la decisión tiene vigencia indefinida y se basa en razones humanitarias, y dijo confiar en que el asilo político concedido al fundador del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) no dañe las relaciones bilaterales. El Canciller peruano explicó que la comisión que examinó el caso de Rosales "consideró que había un caso para otorgar asilo por razones humanitarias".

Actual alcalde de Maracaibo, Rosales apareció en público la semana pasada y tras varios días en la clandestinidad en Perú, donde entró como turista y después solicitó asilo político. Desde Lima, Rosales emitió un polémico mensaje televisado en el que insultó al presidente venezolano, Hugo Chávez, gesto que le valió un llamado de atención del Gobierno de Lima para que no utilizara Perú como plataforma política.

Por su lado, el abogado de Rosales, Javier Valle Riestra, dijo que Rosales ahora se va a dedicar a ver la forma "de ganarse la vida en Perú" y de ver si puede traer a su esposa y a sus diez hijos.

Para el congresista oficialista peruano Luis Gonzales Posada el asilo no implica una falta de respeto hacia Venezuela, y pidió que no se interprete la decisión "con asuntos que tengan como objetivo perturbar y oscurecer las relaciones". Por su lado, el legislador nacionalista Juvenal Ordóñez pidió que, así como se ha concedido el asilo a Rosales, se acepte el pedido de extradición que formule el Poder Judicial de ese país.

Fuente: Infolatam.
.