BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 30 de septiembre de 2009

EE.UU.: Subsecretaria de Estado se reunió con la disidencia.

La subsecretaria de Estado adjunta para Latinoamérica Bisa Williams se reunió con dirigentes opositores en Cuba, tras prolongar su estancia en la isla para mantener conversaciones de alto nivel con funcionarios del gobierno castrista, confirmaron fuentes oficiales.

Hasta ahora, el Departamento de Estado únicamente se había referido oficialmente al diálogo que retomaron ambos países el día 17 en La Habana sobre el correo directo, suspendido en 1963.

"La señora Williams se encontró con funcionarios del gobierno cubano'', entre ellos "el vicecanciller Dagoberto Rodríguez'', "y representantes de la sociedad civil (disidentes) para tener una valoración de la situación política y económica de la isla'', precisó el portavoz de la Sección de Intereses de Washington en La Habana (SINA).

El dirigente opositor Elizardo Sánchez dijo a Agence France Press que Willliams se reunió con los disidentes el 21 de septiembre en las instalaciones de la SINA, con la participación de una docena de dirigentes opositores entre los que estaban, además de él, Marta Beatriz Roque, Oscar Espinosa Chepe y Vladimiro Roca.

"Ellos querían escucharnos. Marcaron un poco la diferencia en relación con la Unión Europea, que insiste en hablar solo con el gobierno. En cambio, la funcionaria habló con las autoridades, pero también con la sociedad civil", comentó Sánchez.

Las autoridades cubanas tildan a los opositores de "mercenarios al servicio del imperio (Estados Unidos)''.

La funcionaria prolongó su estancia en Cuba para mantener conversaciones no divulgadas hasta ahora, en las que se trataron asuntos como el funcionamiento de la Sección de Intereses de EEUU en La Habana y las relaciones migratorias, admitió el Departamento de Estado.

Williams, permaneció en la isla durante seis días tras haber encabezado la delegación que el 17 de septiembre dialogó con las autoridades cubanas sobre la posibilidad de restablecer el correo directo entre los dos países, indicaron fuentes del Departamento.

Un funcionario estadounidense describió las conversaciones como "respetuosas'' y dijo que eran más significativas por el hecho de haber ocurrido que porque se hubiera logrado algún avance de importancia entre ambos países, que han estado en pugna desde el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959.

"Estamos repasando cosas que no se han repasado desde hace mucho'' dijo el funcionario en declaraciones a la AP. "Cada lado ha aprovechado la oportunidad para poder estudiar al otro de cerca''.

Las conversaciones, las primeras que mantuvo una funcionaria de este rango en Cuba en seis años, incluían asuntos relacionados con el funcionamiento de la Sección de Intereses de EEUU en La Habana y sobre las relaciones migratorias, señalaron las fuentes.

En un comunicado al día siguiente, el gobierno se mostró satisfecho con la primera ronda de conversaciones sobre este tema, al considerar que se habían desarrollado positivamente, y únicamente afirmó que se discutieron temas relacionados con el transporte, la calidad y seguridad del servicio postal entre los dos países.

Sin embargo, EEUU y Cuba no sólo hablaron del correo directo en la reunión de un día de duración y Williams prolongó su estancia en la isla para abordar otros asuntos de interés para ambas naciones, como la migración.

Estados Unidos y Cuba reanudaron el pasado 14 de julio en Naciones Unidas sus conversaciones sobre migración, después de haberse interrumpido formalmente en 2004.

Washington y La Habana retomaron así unas conversaciones que se suspendieron de facto en 2003 y oficialmente un año después, durante el segundo mandato del presidente George W. Bush y por orden suya.

Sin embargo, desde el Departamento de Estado se quiere quitar hierro a estas conversaciones no divulgadas hasta ahora.

''Bisa Williams encabezó una delegación a La Habana para entablar conversaciones sobre el posible restablecimiento del correo directo entre EEUU y Cuba'' que estaba formada por funcionarios del Departamento de Estado y del Servicio Postal de Estados Unidos, señaló a Efe el portavoz para Latinoamérica, Charles Luoma-Overstreet.

''Durante estas conversaciones, los representantes de EEUU y Cuba hablaron del estatus actual del servicio postal entre ambos países y de varios puntos técnicos relacionados con la entrega de correos'', dijo.

Williams también habló "de aspectos relacionados con la operación eficaz de la Sección de Intereses en La Habana y después también de asuntos referentes a las relaciones migratorias entre EEUU y Cuba'', afirmó el portavoz.

Luoma-Overstreet recalcó que, como lo suelen hacer los funcionarios cuando viajan al exterior y a Cuba, Williams se reunió con "varios funcionarios del gobierno de La Habana y con representantes de la sociedad civil con el fin de poder hacerse una imagen de la situación política y económica en el lugar''.

Además, como dato curioso fuentes de la Sección de Intereses de EEUU en La Habana dijeron a Efe que Williams se quedó incluso al concierto de Juanes y asistió en persona al evento.

Asimismo, la funcionaria visitó una zona afectada por huracanes en la provincia occidental de Pinar del Río y una instalación agrícola del gobierno, según conoció la AP.

La Administración del presidente Barack Obama ha intentado, desde su llegada a la Casa Blanca, mejorar las relaciones con el país latinoamericano.

En abril pasado, Obama levantó las restricciones a los viajes de familiares y envíos de remesas a Cuba, lo que dio pie a una cierta apertura hacia la isla.

Estados Unidos y Cuba no tienen relaciones diplomáticas desde hace casi medio siglo, cuando Washington estableció en febrero de 1962 un embargo total contra la isla bajo gobierno comunista.

Por Servicios de El Nuevo Heraldo
.