BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 23 de septiembre de 2009

ESPAÑA: En el peor momento arrecia el enfrentamiento entre el Gobierno y la CEOE - En plena negociación de los presupuestos y con el diálogo social de

"Lo que mas escuece de todo es que Díaz Ferrán está utilizando a grupos políticos como los catalanes para dinamitar la acción del Gobierno tendente a salir de la crisis". Quien dice esto no es otro que un alto cargo del Ministerio de Economía que prefiere guardar el anonimato mientras su jefa, la Vicepresidenta Salgado intenta, a la desesperada, encontrar apoyos para un proyecto de presupuestos que cuenta con un adversario activo de importancia: la CEOE nunca había tomado una postura beligerante como la actual. Ni en los mejores momentos de José María Cuevas al frente de la patronal.

La reunión de Elena Salgado con Gerardo Díaz Ferrán del lunes fue muy tensa. Tanto que, según algunos de los presentes, la Vicepresidenta reprochó la actitud del patrón de patrones diciéndoles: "Gerardo, ni los ultras mantienen una actitud como la tuya. Totalmente destructiva".

Y es que a Díaz Ferrán se le sube la sangre a la cabeza cada vez que Zapatero habla de las "políticas sociales". Tan es así que, en su entorno aseguran que ha llegado a quejarse amargamente "porque no tiene en cuenta para nada la opinión de los empresarios que somos la clave para salir del atolladero en que estamos metidos".

A Díaz Ferrán le sienta muy mal, también, "el poder que están adquiriendo los sindicatos". Según él, "la madre de todas las batallas va a ser la que quieren los dirigentes de UGT y Comisiones Obreras en torno a la negociación colectiva y más concretamente las subidas salariales para el año que viene". Toxo, secretario general de Comisiones Obreras, ha advertido que no tolerarán incrementos inferiores al 3%. "Está en juego el empleo frente a las mejoras salariales", dicen en CEOE. El conflicto está servido. Vienen movilizaciones, y muy significativas, para un otoño que se antoja "caliente" socialmente hablando.

Y con las relaciones con el Gobierno más de lo mismo. Hubo una intentona de recomponer las relaciones con Zapatero poco después del final de las vacaciones. "Nosotros no nos hemos levantado de las negociaciones del diálogo social. Nos han echado con la actitud intransigente de no querer rebajar las cuotas sociales y ahora se nos amenaza con la subida de impuestos". En la sede de la patronal, en la madrileña calle Diego de León, ha sentado, también, muy mal la filtración de las indemnizaciones millonarias que han recibido algunos dirigentes de CEOE al abandonar sus cargos con la entrada del nuevo equipo de Díaz Ferrán.

Y encima el ministro de Fomento que, recordemos es el "número dos" del PSOE, José Blanco, echa más leña al fuego al decir que "es incompatible pedir más inversión en infraestructuras y al mismo tiempo solicitar mas austeridad al Gobierno en los presupuestos para 2010".

"Es verdad que escuché a la CEOE decir que está en contra de los criterios generales sobre los presupuestos, pero no dejo de recibir a empresas que me piden ayuda para poder superar este momento de dificultad", indica Blanco quien asegura que "hace bien poco, en alguna conversación, algún empresario aseguró que ya les gustaría que hubiese un banco público". Por tal motivo, Blanco pide a Díaz Ferrán "coherencia".

Este, según fuentes de Moncloa, no deja de torpedear al Gobierno en su línea de flotación, la negociación del proyecto de presupuestos. En algunos ambientes políticos extraña que CiU se haya apresurado a decirle a Elena Salgado que votarán en contra de los presupuestos "por la subida de impuestos", cuando la vicepresidenta ni siquiera les ha adelantado cuales serán los impuestos que subirán y cuales mantendrán.

Lo que si parece claro a esta hora es que la CEOE está enfrentada con el Gobierno y los sindicatos. Y estos, mientras tanto, preparan acuerdos que supondrán nuevas "medidas sociales" que nadie, todavía quiere adelantar a pesar de que en UGT y en Comisiones Obreras aseguran que "serán beneficiosas para los trabajadores y para el empleo".

Fuente: Diario Hispano Español.
.