BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

martes, 10 de febrero de 2009

CHILE: Eduardo Frei indicó que el factor económico marcará la carrera a La Moneda.

Manejo de crisis definirá la presidencial.

En entrevista con el diario español El País, el abanderado DC-PS-PPD señaló que su candidatura está recibiendo duros ataques de parte de la derecha y que lo que vendrá “será brutal”, al tiempo que reconoció que en segunda vuelta la Concertación podrá ganar con los votos de la izquierda extraparlamentaria.

La visita de Eduardo Frei Ruíz-Tagle a España incluyó una extensa entrevista al diario El País, donde el abanderado presidencial DC-PS-PPD declaró que "la crisis económica es más profunda de lo que pensaba" y que éste será un factor determinante en las elecciones presidenciales de diciembre: "Quien consiga manejar mejor la crisis, ganará las elecciones", sentenció.

De hecho, la debacle económica ha sido uno de los temas claves de su gira por la Península Ibérica y fue tratado con todas las autoridades con las que se reunió la semana pasada.

En la entrevista, el periodista menciona que "es la situación financiera lo que más incomoda al ex Presidente. Sólo al hablar de la crisis, Frei deja de mirar a los ojos, gira su cara y su mirada se pierde".

El senador democratacristiano no duda de que, a partir de marzo o incluso desde ahora mismo, Chile estaría viviendo los momentos más críticos por los efectos de la crisis financiera que golpea con fuerza a todo el mundo, sobre todo en asuntos como el desempleo y la repercusión en sectores vulnerables.

Incluso comentó que pudo comprobar esto en España, donde las cifras de desempleo alcanzan los dos dígitos (14,9%).

Es por esto que Frei cree que la crisis económica será el gran caballo de batalla en los comicios presidenciales. "El papel del Estado será una de las claves de la campaña, porque la gente acaba recurriendo al Estado, no tiene otra solución", afirmó.

Incluso, el abanderado presidencial abordó lo que había sido su gestión de gobierno durante la crisis asiática de 1998. "El gran error que cometimos en la crisis del ’98 fue no tener un trabajo mucho más coordinado entre el Banco Central y el Ministerio de Hacienda", reconoció.

ELECCIONES PRESIDENCIALES

El senador falangista comentó temas de coyuntura y defendió la opción de la Concertación de gobernar al país por un quinto periodo.

"Hemos sabido formar equipo, gobernar, hemos puesto los intereses del país por delante de cualquier cosa. Los chilenos nos han dado su confianza. Diecinueve años después tenemos una apuesta moderna, integradora frente a la derecha, que lo único que dice es que les toca a ellos gobernar", sentenció el abanderado.

Por otro lado, Frei se mostró confiado de asumir como abanderado presidencial del oficialismo y de que en un balotaje con Sebastián Piñera contará con el apoyo de la izquierda extraparlamentaria para ganarle al postulante aliancista.

Así, enfatizó que "en una segunda vuelta, tenemos el apoyo consistente de los candidatos que no forman parte de la coalición".

Indicó también que "hay una campaña muy dura contra mi candidatura, contra mi persona, por parte de la derecha. Tenían el camino despejado pero eso ha cambiado. La cantidad de ataques que vamos a recibir va a ser brutal y eso denota que están nerviosos, pero estoy preparado para ello".


Críticas a Chávez y a Lula da Silva

El abanderado DC-PPD-PS hizo comentarios sobre la situación de América Latina en su conversación con el diario El País y sostuvo que “entre un eje liderado por (Inacio) Lula Da Silva y otro por (Hugo) Chávez, jamás me situaré en el del populismo, en el de la demagogia, que lo único que hacen es conducir a sus países hacia más pobreza, más inseguridad y más miseria”.

De paso, también hizo cuestionamientos al gobernante brasileño al indicar que “Brasil tiene que tener un rol mucho más profundo a nivel internacional. Sólo están preocupados por su situación interna y tienen políticas poco abiertas a Latinoamérica”. Dijo también que “Lula es el gran ordenador de la región” y debería asumir más activamente ese papel.

El candidato presidencial seguirá los próximos días en España y se espera que regrese antes del fin de semana a Chile. Durante esta semana, su agenda será netamente privada, donde tiene contemplados varios encuentros con amigos españoles.

Por Karina Huircán F.- La Nación
.