BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 21 de enero de 2009

BRASIL: Sindicatos protestan contra los despidos a raíz de la crisis.

Miles de obreros brasileños salieron a la calle en defensa del empleo, mientras se multiplican las señales de que la crisis ha llegado con fuerza al mercado de trabajo de la mayor economía latinoamericana. Los sindicatos le piden a Lula una reducción de dos puntos en la tasa de intereses Selic, actualmente en el 13,75% anual.

"El puntapié inicial" de la serie de movilizaciones "en defensa de los empleos y de los salarios" fue dado por la poderosa Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que dijo haber reunido en una marcha a 15.000 obreros del área metropolitana de la ciudad de Sao Paulo.

La CUT rechaza la propuesta de los empresarios, negociada con otras centrales sindicales menos influyentes, de reducir los salarios y las horas de trabajo para evitar más despidos en masa.

Las manifestaciones incluyeron asambleas en las puertas de las plantas de las ensambladoras Ford, Mercedes-Benz, Scania y Volkswagen, además de en fábricas de piezas y repuestos. En Sao Paulo, otros 900 trabajadores metalúrgicos iniciaron una huelga en protesta contra los despidos en las empresas Delga Engemet, dijo el presidente del sindicato del sector, Miguel Torres. Mientras tanto, Sadia, una de las principales fabricantes de alimentos procesados de Brasil, confirmó que ha comenzado a despedir a 350 trabajadores, como una forma de enfrentar las fuertes pérdidas dejadas por la crisis y de recortar sus gastos en unos 20 millones de dólares por año.

La fabricante de autobuses Marco Polo dio vacaciones colectivas forzadas a 1.800 de sus 7.600 trabajadores en su unidad de Caxias do Sul, en el estado de Río Grande do Sul, dijeron portavoces de la empresa.

Para los sindicatos, la reducción de dos puntos en la tasa de intereses Selic, actualmente en el 13,75% anual, es fundamental para elevar el crédito y el consumo, y mantener dinamizada la economía brasileña.

El gremio patronal Confederación Nacional de la Industria (CNI) coincidió con los sindicatos en pedir que esta semana, en su reunión periódica, el Banco Central corte de manera sustancial la tasa Selic y propuso reducir las jornadas de trabajo y suspender la vigencia de contratos colectivos, como una forma de evitar más despidos.

El mayor impacto de la crisis se ha sentido en los sectores de vehículos, metalurgia básica, maquinaria y equipos, industria alimentaria y de bebidas. Esos cuatro sectores sufrieron una brusca caída del 62% en la facturación con respecto a las cifras de octubre.

Fuente: Infolatam.
.

No hay comentarios: