BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

martes, 26 de agosto de 2008

CHILE: Eduardo Frei - Sin “un buen resultado municipal, difícilmente” el candidato será un DC.


Ex Presidente se despliega en terreno y dispara contra la mesa de Alvear por falta de “transparencia” con candidatos municipales. Y exige “aclarar” padrón DC.

Presidenciables: “Todos andan diciendo estoy disponible o no estoy disponible… ¡Me carga esa palabra!”.


Muchas veces se le pierde el respeto a la DC. En el gobierno se habla de blindar, y nunca son los decés…


—Senador, ayer no lo vi en la tele jugandofútbol…
—Noooo, si yo no juego fútbol, cuando voy a sesión, voy a sesión…
El breve diálogo se produce a la hora de almuerzo, en un café de Osorno donde el ex Presidente Eduardo Frei —recién bajándose del avión que lo trajo desde Santiago—aprovecha de comer algo y se prepara para una extenuante jornada que incluirá tres actos con militantes y candidatos DC.

La agenda no tendría nada de extraño si esta vez no incluyera un ingrediente adicional: en todos ellos compartirá escenario con Soledad Alvear, su adversaria interna, y justo en minutos en que se conocía una dura carta del ex Mandatario al partido, criticando la plantilla municipal.

No es el mismo Frei de los 90. Pero tampoco aquél de inicios del 2000, que se “chasconeaba” y decía querer ser “protagonista del futuro” pero que nunca prendió…Ahora se mueve con soltura, conversa, se ríe, saluda a todos por su nombre de pila y se sabe hasta las anécdotas más personales de sus camaradas… Quizás lo que más sorprende es que no elude ningún tema, y si tiene una crítica la hace saber a quien quiera escucharlo.

Así, si un vecino bromea con él —como en el café— sobre los polémicos $ 100.000 que se asignaron los diputados para bencina, él responde con franqueza… Hombre silencioso en general, en sus dominios no parece ser el mismo. El silencio, incómodo, sólo se reinstala cuando coincide con Alvear y se apagan las cámaras. Allí cada uno, cuidadoso, separa espacios y casi no cruzan palabra.

Sucedió primero en Río Bueno. Tras los discursos y el beso de rigor para la TV, Frei sale primero del antiguo edificio donde fue el acto. Habla largo con la prensa, mientras Alvear se instala unos metros más adentro, y hace lo propio con periodistas locales. Como falta aún para la próxima actividad, él camina hacia la municipalidad para esperar allí. Ella decide ir a un café cercano mientras pasa la hora. En el breve trayecto los separa una mínima distancia, pero nunca se hablan.

Luego viene San Pablo, una pequeña y silenciosa localidad aledaña. Frei llega primero, Alvear pocos minutos después. Los espera un grupo reducido de gente afuera de un vetusto local, casi todos campesinos de la zona. Ambos se fotografían juntos, posan… pero los minutos siguientes se hubiesen hecho eternos si no es por la intervención del ex timonel DC Ricardo Hormazábal, quien con su oratoria y sentido del humor los hace reír a todos, cuenta anécdotas, distiende el frío ambiente.
Antes de partir a la última actividad del día, un acto con todos los candidatos en Osorno, el ex Presidente se explaya con «La Segunda» y —en un diálogo interrumpido por las autoridades locales que quieren estar con él—, no esconde su estén pidiendo ahora acompañarlos a terreno, como la vicepresidenta Ximena Rincón, con quien quedó de visitar Aysén. “De todo Chile me han pedido, por algo será. Hace poco dirigentes del PPD fueron a mi casa, dirigentes del PS… eso quiere decir que soy bienvenido, que me quieren, ¡jajaja!”.

—Ud. en los últimos meses se ha dedicado a recorrer las regiones y tiene su agenda llena hasta septiembre. ¿Ve a la DC bien preparada para la municipal?
—Como en todas las cosas de la vida, hay regiones muy buenas, más o menos y malas.
En la provincia de Osorno estamos excelentes, tenemos cuatro alcaldes y aspiramos a un quinto. En Chiloé también estamos potentes, en la VII Sur ….bien, complicados en Coquimbo y La Serena por todos los líos que ha habido, por los que se han ido por fuera. Complicados en La Araucanía… Hay de todo.

Pero acá todo depende mucho de lo que pasa en las regiones. Por eso he sostenido hace tiempo que mejor dejémonos de llorar y salgamos a la calle… así se gana la elección. No las vamos a ganar estando en Santiago, haciendo análisis electorales. Las elecciones se ganan con electoral en octubre vamos a estar lamentando.

—¿Le está tratando de ganar terreno a Alvear con esto de las visitas a regiones?
—No es que esté pensando si me conviene o no. Si queremos recuperar el sentimiento de los ciudadanos, hay que volver a ellos. Hace 20 años digo lo mismo, nunca he cambiado.

—Ud. que menos de un 20% sería un “doloroso fracaso” para la DC. Si ello ocurre, ¿Alvear se tiene que ir?
—Las conclusiones no hay que anticiparlas.
Hace un año y medio que planteo que debemos preocuparnos de las municipales, en función de las dificultades que vivimos el año pasado con la salida de una cantidad importante de destacados militantes DC. Tenemos que hacer un esfuerzo para tener un buen resultado.
En la última municipal sacamos un 20%, si ahora sacamos menos, estamos mal. Si sacamos más, estamos muy bien.

—En un escenario así ¿habría que asumir responsabilidades?
—El partido tendrá que tomar sus decisiones.
Si no tenemos un buen resultado, difícilmente vamos a poder aspirar a que el candidato del próximo año sea de nuestro partido.

—¿Si la DC saca menos de 20% el partido no podrá llevar abanderado?
—Difícilmente vamos a poder postular.

—¿Ni Alvear ni Ud.?
—Es una hipótesis de trabajo que tendremos que ver después de octubre.

—Considerando los problemas que ha habido, como la salida de los “colorines” y las dos listas de concejales, ¿no es irreal aspirar a mantener ese 20%?
—Por eso digo que hay que dedicarse a la municipal. Porque la DC, ¿en qué estaba? En proclamar a un candidato presidencial en mayo, ésa era la tesis. Nosotros dijimos que no, que ese tema mejor verlo el 2009 y que nos dedicáramos a los alcaldes y concejales. Por eso nos demoramos mucho en proclamar a nuestros postulantes, se cometieron errores en algunas comunas y en nuestra región también.

Pero yo, más que andar predicando, prefiero estar haciendo las cosas, en terreno. Más que hacer grandes declaraciones y decir que “estoy disponible o no estoy disponible”… ¡Me carga esa palabra!

—Lagos dijo esta semana que “por ahora, no está disponible”…
—Yo ni ahora ni nunca he dicho que estoy disponible, yo he tomado opciones y decisiones políticas. Y cuando las tomo, las asumo en todo.
En el momento que corresponda, tomaré mi decisión.

“Se cometieron errores…”
—En la región de los Ríos se cometieron algunos errores, ése fue uno, en circunstancias que el partido regional había establecido que este señor no podía ser candidato. Y de los 12 municipios, sólo tenemos el 25% de los candidatos de la Concertación. Teníamos posibilidades concretas de sacar alcalde DC en Panguipulli, en Futrono y en Paillaco, y esos casos no fueron considerados. Mandé una carta para establecer que la forma en que se llegó a la inscripción de los candidatos no fue lo suficientemente transparente.

Lo que pasa es que hace tiempo que muchas veces se le pierde el respeto a la DC. En el caso del gobierno, muchas veces se habla de blindar y normalmente nunca los blindados son decés. Entonces, nos llevamos responsabilidades que muchas veces no nos corresponden, diseños que no hemos hecho, políticas que no hemos asumido. Las coaliciones funcionan cuando hay respeto, reciprocidad. Cuando eso se rompe, las coaliciones difícilmente pueden seguir conduciendo al país.

—¿La DC ha sido demasiado obsecuente con el gobierno, con sus socios?
—No, son situaciones que se han presentado, como lo que pasó en el ministerio de Educación, o en Transportes con el Transantiago, en circunstancias de que fue una política que nosotros no diseñamos, no compartimos.

—¿Y eso implica pagar más costos que el resto de los partidos?
—Espero que no, en octubre veremos.

—Y en ese ambiente, ¿están las condiciones para que la DC siga fuera de La
Moneda por tercera vez?
—Es que es una postura decir que la DC quiere tener al candidato. ¡Si esto no se gana por secretaría, se gana con los votos! Por tanto, si aspiramos a que el próximo año el candidato sea DC, tenemos que ganar las municipales. Tenemos que tener posición frente a todos los temas.
Mucha gente critica a nuestra mesa porque hay temas que han pasado en el último tiempo donde la DC no ha sido clara. Tenemos que ser mucho más claros.

Plazos: “Déjenme tranquilo…”
—¿Qué plazos se ha puesto Ud. Para tomar una definición presidencial?
—Cuando llegue el momento, en esta materia no tengo ansiedad ni tengo nerviosismo. Lo haré en el momento oportuno, pero esa decisión la voy a tomar yo. Porque todos dicen que Frei no se proclama, hace esto, esto otro… Déjenme tranquilo, yo tengo mis tiempos.

—La misma Alvear dijo que Ud. Sí era candidato aunque no lo diga.
—Bueno, si ella considera que es así, perfecto, estupendo, no tengo reparos… Yo digo que me voy a dar mis tiempos, no tengo por qué trabajar con los tiempos de otros.

—Pero ya hay una fecha para la primaria interna DC, el 14 de diciembre. Y sus cercanos han hecho dos presentaciones al Tribunal Supremo pidiendo aclarar el refichaje de 18 mil militantes, 11mil de lo cuales fueron objetados por el Servel.
—El tema nos preocupa, por eso lo planteamos en la Junta y se acordó pasar los antecedentes al Tribunal Supremo. Posteriormente hemos hecho dos presentaciones, y hasta el momento no tenemos respuesta. Se exige respuesta, y si no hay respuesta vamos a hacer otra presentación para que esto quede absolutamente aclarado.

Nos parece peligroso que un partido presente 18 mil firmas en menos de un mes, y se rechacen 11 mil. Necesitamos transparencia. El tribunal tiene que resolver; si en un plazo prudente no hay respuesta tomaremos nuestras opciones.

—¿Ud. no se incluye entre quienes creen que hay que ir en procesión a Caleu a pedirle a Lagos que sea candidato si es el único que le gana a Piñera?
—Yo creo en las primarias, es lo mejor.

—Pero Lagos ha dicho que no participaría en una definición interna, y Alvear dijo que si es la candidata DC, no se baja.
—Cada uno responde por sus dichos.

—¿Ud. no cree como otros que hay que llegar con candidato DC a diciembre?
—Yo he dicho que hagamos una gran primaria, ése es el mejor camino. El próximo año tiene que haber acuerdo político y parlamentario, si queremos candidato único, tiene que haber acuerdo en las listas y nos tienen que respetar lo que somos y representamos frente al país.

—Pero ya hay quienes están planteando dos listas parlamentarias.
—Entonces vamos a perder la mayoría en el Congreso.


Su propuesta de “gobierno nacional”, con “las mejores personas, no los operadores”

Un “gobierno nacional y popular”, al estilo del que propició su padre en los ‘60, es la idea que ronda en Frei si volviera a La Moneda… Porque, aunque todavía no se quiere declarar candidato, sí desliza las ideas que le harían pensar “reconcursar” ante la gente.

—Es el momento de plantear temas país. Hoy existe una ronda de candidatos, pero ¿quién propone cosas, qué vamos a hacer en materia de energía, investigación y desarrollo, si vamos a plantear una Constitución del Bicentenario, o un gobierno nacional?
Chile necesita buscar acuerdos, pero éstos no se logran, no hay diálogo social, hay una permanente disputa en el mundo político.

Estamos pasando por un momento económico complicado. Ningún país del mundo que tiene US$ 35 mil millones de presupuesto guardado está en crisis, pero estamos creciendo al 3,5%...

—El gobierno argumenta que los factores externos inciden en eso…
—Si fueran sólo factores externos, no subamos las tasas del Banco Central...
Evidentemente que tenemos problemas micro, con las pymes y con los combustibles, estamos creciendo a la mitad de la tasa que deberíamos, mucho menos que la inflación.
Y tenemos un desempleo relativamente alto, mientras nuestros vecinos tienen posibilidades de crecer más y han sido afectados por las mismas cosas que nosotros.

Hay desánimo, estamos muy bajos en el nivel de inversión. Entonces, algo anda mal...

—¿Cómo sería un gobierno nacional suyo? ¿Incluiría gente de derecha?
—Convocaría a las mejores ideas, las mejores personas. Un gobierno nacional incorpora
a mucha gente y se caracteriza por su eficiencia, no por los operadores políticos.
Eso significa incorporar gente independiente de sus posiciones ideológicas, pensando en el país. Algo como lo que hicimos en los ‘90, donde el gobierno nombraba los equipos, tenía la confianza de la Concertación, y decidía, mientras ahora estamos designando todo en los partidos. Hoy existe un cuoteo exacerbado, muchos operadores políticos.

—¿También en la DC?
—En todos los partidos. Si queremos recuperar la confianza de los ciudadanos, hay que recuperar el sentido DC. Frei Montalva en los ‘60 hizo un gobierno nacional y popular, invitó a los mejores, a independientes.

Hay miles de personas que hoy no participan por el desprestigio de la política, porque se cometen errores como el que se cometió en la Cámara con la asignación para bencina, o sienten que hay un alto grado de corrupción en el servicio público.

—¿Fue un error ese reajuste de $ 100.000 para bencina, que luego la Cámara tuvo que anular?
—Hace dos años con Patricio Walker propuse que las asignaciones del Congreso se decidieran por un comité de expertos independientes.

Ese proyecto fue presentado en octubre del 2007; hasta hoy nadie le pone in goterés.
Hemos perdido competitividad y productividad.
¿Por qué no damos el salto final? Con grandes acuerdos, con diálogo social, con un gobierno nacional que sea capaz de salirnos de esta guerrilla permanente que tenemos producto de un período presidencial de 4 años. No quisieron hacer caso en su momento y ahora todos se lamentan, pero cuando se votó fui el único que se opuso a reducir el mandato, porque si no al año y medio están todas las candidaturas corriendo. Si yo hubiera tenido 4 años no habría hecho la reforma judicial. Pero el 2000 todos se entusiasmaron con la idea de los 4 años, y ahora estamos viendo los resultados.

—¿El gobierno tiene asegurado su voto para el Transantiago?
—Si se va a entregar esa plata, el Estado tiene que tener un sistema de fiscalización. Lo quiero discutir con el ministro.

—¿Cómo hay que enfrentar la indisciplina oficialista?
—Cuando uno conduce, conduce. Hay que tener claro dónde vamos, buscar los acuerdos en los partidos, transparentar las situaciones, porque hay muchas preguntas. En el Transantiago, ¿quién va a pagar el crédito del BID, cuáles fueron las tasas? Esto no es sólo un tema de disciplina, si para eso están los Congresos, para dialogar.

—¿Hay problemas de conducción?
—Hay un problema de conducción evidente, los partidos tienen que asumir sus realidades y el gobierno tiene que tomar más decisiones, orientar más.

Por Paula Pincheira desde Osorno.
.

No hay comentarios: