BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 11 de agosto de 2008

FONASA: 29 años protegiendo la salud de todos.


Un gran avance es la reforma previsional, porque habrá muchos que tendrán la obligatoriedad de cotizar para la pensión, pero aún se necesitan más esfuerzos, para incorporarlos gradualmente al sistema de salud.

El Fondo Nacional de Salud cumplió el 3 de agosto, 29 años de existencia. Una institución que ha evolucionado hasta constituirse en una parte indispensable de la seguridad social, en ejecutores del concepto de protección social en salud, asegurando a sus beneficiarios acceso atención de calidad.

Fonasa se rige por el principio de solidaridad. No excluye a nadie por no tener recursos, por mayores riesgos sanitarios o por enfermedades preexistentes.

Trabaja además porque ningún habitante de nuestro país quede desprotegido de seguridad social en salud y es así como ha desarrollado campañas para afiliar y certificar como beneficiarios a trabajadores temporeros, adultos mayores, carentes de recursos, inmigrantes y grupos vulnerables.

El sostenido crecimiento ha permitido alcanzar ya 12 millones de beneficiarios. Es así como a agosto de 2008, Fonasa registra 12 millones 159 mil beneficiarios, que corresponden a 72,7% de la población chilena.

Como dijo la Presidenta, uno de cada cuatro chilenos. De ellos, para más de 8 millones (tramos A y B) la atención que reciben en los consultorios y hospitales públicos es gratuita, incluidas aquellas del componente garantizado que es el AUGE.

Sin embargo, aún hay muchos chilenos que se registran sin protección social en salud. Según la encuesta Casen, esta cifra supera al millón 100 mil personas.

Unas 500 mil corresponderían a personas empleadas que no cotizan o trabajadores independientes -en su mayoría pequeños y micro empresarios.

Un gran avance es la reforma previsional, porque habrá muchos que tendrán la obligatoriedad de cotizar para la pensión, pero aún se necesitan más esfuerzos para incorporarlos gradualmente al sistema de salud. Ese es uno de nuestros grandes desafíos de Fonasa.

El AUGE, que ya cuenta a más de 5,5 millones de personas beneficiadas en el sistema público, constituye un salto significativo, no sólo por su amplitud, sino porque transforma el derecho social fundamental de la salud, en un derecho garantizado exigible por ley, con oportunidad de la atención y con plazos definidos.

Garantiza la calidad, de acuerdo a protocolos científicos y guías clínicas -validadas por la experiencia internacional- que deben aplicarse en todos los casos. Adicionalmente, garantiza que el copago, cuando corresponde (tramos C y D), sea accesible aún para quienes disponen de ingresos modestos.

El actual Régimen GES garantiza sólo 56 problemas de salud, tanto en Fonasa como isapres, requiriéndose la tramitación de otra ley para ampliarlo. Esto no impide que Fonasa ofrezca cobertura adicional a sus beneficiarios. Siete nuevas enfermedades se incorporaron en forma piloto en 2008 en el sistema público y sus garantías rigen en exclusiva para los beneficiarios de Fonasa.

Ya se han atendido 54 mil personas. Se trata de las hernias de pared abdominal, el asma bronquial del adulto, la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Gaucher, la epilepsia del adulto, la artritis reumatoidea juvenil y la prevención secundaria de insuficiencia renal crónica terminal.

En 2009 habrá otras tres incorporaciones piloto que debido a sus características beneficiarán a millones de personas. Se trata del Examen de Medicina Preventiva (EMP), la atención odontológica integral a embarazadas y la displasia luxante de cadera.

La creciente capacidad del sector público para hacerse cargo de la salud de los chilenos, es posible gracias a la sostenida política de inversiones en salud de los gobiernos de la Concertación. A marzo de 2008, se cuentan 117 Cecof y este 21 de mayo se adquirió el compromiso de 50 más.

Entre 2006 y 2007 se concretó la construcción de 31 Cesfam, hoy existen 29 de ellos en obras y 30 más comprometidos a 2010. Respecto de los SAPU, en 2008 hay 200 disponibles en todo el país, y el número de Servicios de Urgencia Rural alcanza a 92.

El fortalecimiento hospitalario ha sido también un tema esencial. En 2007 se terminaron diez proyectos (Alto Hospicio, Zona Norte, Vallenar, Talca, Curepto, Talcahuano, Victoria, Puerto Saavedra, Nueva Imperial, Puerto Cisne) y este año doce se encuentran en ejecución de obras civiles.

Entre este año y el próximo comenzará la ejecución de obras en otros 20 recintos hospitalarios que en la actualidad se encuentran en diversas etapas de estudios técnicos. Estas cifras son reflejo de la importancia que el fortalecimiento de la salud pública tiene en la agenda de la Presidenta Michelle Bachelet.

*Director nacional de Fonasa.

Por Hernán Monasterio
.