BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 13 de julio de 2009

CHILE: Carrera presidencial: A fondo el «factor Bachelet» y los temas que definen el voto? Scanner a los candidatos.

Frei se acerca a Piñera tanto en primera (están a 11 puntos) como en segunda vuelta (están a cuatro, 43 versus 39%). Respaldo a Bachelet (74%) sube 14 puntos. ¿Cómo se reparten en segunda vuelta los votos de quienes la apoyan?: 50% a Frei, entre 33 y 36% a Piñera, 42% a Marco. Sin embargo, sólo un 38% dice que influirá en su voto el respaldo de la Mandataria al senador DC. Temas de campaña que inciden en el voto: Delincuencia (73%) y desempleo (69%). Enríquez-Ominami se «estanca» en 15% y sólo un 27% cree que puede ser él quien pase a segunda vuelta? En el balotaje tiene menor rendimiento que Frei.

Frei acorta distancia con Piñera en primera y segunda vuelta.

Un acortamiento de la distancia entre los candidatos de los principales bloques políticos -con un alto número de indecisos, lo que aumenta la incertidumbre de la elección- muestra el sondeo de La Segunda-UDD. Así, si hace dos meses Sebastián Piñera y Eduardo Frei estaban a 15 puntos en primera vuelta, ahora están a once . Y en segunda vuelta , el ex Presidente logra reducir de 10 a 4 puntos el espacio que lo separa de su rival de la coalición por el cambio.

Al medir a las seis cartas en competencia, Piñera baja cuatro puntos (de 42 a 38% ), Frei se mantiene calcado en 27% (no logra los niveles de abril, cuando alcanzó un 33%) y Marco Enríquez-Ominami también sigue con un porcentaje similar: pasa de 14 a 15% . Ninguno de los outsiders tiene variaciones significativas: el ex DC Adolfo Zaldívar pasa de 3 a 2% , el ex PS Alejandro Navarro sigue con 1% y la carta de Juntos Podemos, Jorge Arrate pasa de 1 a 2%. Quienes contestan « ninguno» crecen del 12 al 15% .

Sobre la caída de Piñera (quien por primera vez en esta serie baja del 40% en primera ronda), la UDD cree que puede ser efecto de la reciente encuesta CEP, donde en primera ronda se reducía sustancialmente la distancia Frei-Piñera y quedaban empatados en segunda vuelta, lo que "pudo haber afectado especialmente el voto de aquellas personas que apuestan a ganador".

Pero, acotan en la facultad de Gobierno, en segunda vuelta la carta aliancista prácticamente mantiene el mismo nivel de adhesión que hace dos meses: pasa de 44 a 43%. Ello, afirman, "revela que cuando llega el momento de la opción final, Piñera recupera esos votos que se fugaron en primera instancia". Sin embargo, también hacen notar el alza de cinco puntos del senador DC : del 34% de mayo a 39% . Y con ello reduce de diez a cuatro los puntos que lo separaban de su contendor de la Coalición por el cambio.

«Frenazo» de Marco

Donde la UDD percibe un «frenazo» es en la opción del diputado recién renunciado al PS. El fuerte ritmo de crecimiento que Marco mostró entre abril y mayo (subió 10 puntos, del 4 al 14%) se estancó en julio : prácticamente se mantiene y pasa de 14 a 15% . La cifra es similar a la mostrada en la CEP, pero está muy lejos de la expectativa que le habían dado otros sondeos que lo daban en torno al 20% o incluso con más.

Marco se estanca, y sólo 27% cree que pasará a segunda vuelta.

«La candidatura Marco Enríquez-Ominami , que en la última encuesta UDD-La Segunda venía en alza -en mayo se empinó al 14% en primera vuelta, subiendo 10 puntos respecto a abril-, aparece ahora estancada en el 15%.

Además en la pregunta acerca de « quién cree Ud. que pasará a la segunda vuelta» -que mide la sensación de capacidad de triunfo que genera el candidato-, Frei obtiene un abrumador 69%, mientras que Enríquez-Ominami logra sólo un 27%. Un 4% no contesta.

En tanto, al medir los efectos de su renuncia al PS y a la Concertación, la percepción de su efecto es mixta: un 37% cree que su decisión fue «favorable», pero un 33% que fue «neutra» y un 21% «negativa ».

Además, el díscolo diputado logra esta vez peor rendimiento que Eduardo Frei al enfrentarse a Piñera en una hipotética segunda vuelta. Así, si en mayo Marco lograba un 37%, versus un 45% del candidato aliancista, ahora el «díscolo» marca un 36%, y Piñera el mismo 45%. Un 19% no votaría por «ninguno». La diferencia es que esta vez Frei sacaría más votos que en el balotaje: un 39% votaría por el senador DC, y un 43% por Piñera.

Al desglosar el 36% que votaría por Marco, tiene idénticas preferencias entre hombres y mujeres. El postulante aliancista, en tanto, tiene más preferencias femeninas (46%) que masculinas (44%).

71% cree que es distinto a Frei

Un mayoritario 71% de los entrevistados cree que sí existen diferencias entre la candidatura de Enríquez-Ominami y la de Eduardo Frei . En cambio un 29% cree que ambas postulaciones no son disímiles.

En el desglose de cuáles serían esas diferencias, son dos las más mencionadas, ambas con un 17% : " por la juventud de Ominami " y porque " Frei tiene más experiencia ".

Más abajo, con un 13% , aparece porque " Ominami tiene una nueva perspectiva de ver las cosas" y porque " Ominami tiene ideas nuevas" (10%) .

Le siguen "Frei es lo mismo de siempre" (6%); "Frei es más tranquilo" (4%); "Frei da seguridad" (3%); "Ominami puede traer un cambio de verdad al país" (3%); y "Ominami no tiene experiencia" (también un 3%).

Al final del listado surgen otras diferencias: "Frei está pasado de moda" (2%); "Frei es más ganador" (2%); "que no está inscrito en el partido" (2%); "Frei es político, Ominami no" (2%); "son distintos, no tienen comparación" (2%); y "uno es de la Concertación y el otro de la izquierda" (1%).

Fenómenos que se consolidan

Eugenio Guzmán Decano de la Facultad de Gobierno Universidad del Desarrollo

Lo que ha caracterizado sistemáticamente esta campaña presidencial es lo vertiginoso de la misma. Desde su inicio, después de la elección municipal en octubre de 2008, se han sucedido una y otra vez cambios súbitos y sorpresivos. En noviembre y diciembre eran pocos los que apostaban por Frei, que se impuso a las cartas «favoritas» que terminaron bajándose: Lagos e Insulza. En marzo, Enríquez-Ominami no existía, e incluso hasta abril para muchos era un fenómeno mediático; sin embargo, nadie duda hoy de su importancia para la segunda vuelta.

Todos estos fenómenos -crecimiento de Frei, irrupción de Marco y gibarización de los outsiders - fueron sistemáticamente detectados por la encuesta La Segunda-UDD, que esta vez -si bien no arroja sobresaltos mayores- revela fenómenos que se van consolidando, en tendencias y temas.

El primero es el sistemático acortamiento que logra Frei de la distancia que lo separa de Piñera, tanto en primera como en segunda vuelta. Para la carta oficialista, el desafío es mantener su tendencia de crecimiento, en un escenario donde aparece como capital el fuerte apoyo a la Presidenta Bachelet, que también refrenda este sondeo: 74%, 14 puntos más que en mayo. Así, en momentos en que es evidente el acercamiento de Frei a la Mandataria -ayer ambos visitaron nuevamente juntos la X Región-, el tema de fondo es si este fuerte apoyo logrará convertirse en una «transfusión» de respaldo electoral al senador DC. Hasta ahora, sin embargo, el 74% de Bachelet dista mucho de la intención de voto del ex Presidente (27% en primera y 39% en segunda vuela). Pero al entrar derechamente al tema, sólo un 38% de los encuestados señalan que para ellos el apoyo de la Presidenta Bachelet a Frei influirá en su voto (y sólo un 27% dice que influirá en su sufragio el despliegue en terreno de los ministros). Por último, al indagar sobre el «factor Bachelet» en la campaña, se sigue observando que más de un tercio de los que aprueban la gestión de la Mandataria votarían por Piñera.

¿Qué factores pueden tener mayor incidencia en el voto? A juzgar por los datos, los mismos de siempre: delincuencia (73%) y desempleo (69%). Este último tópico se da en un cuadro donde se mantiene el porcentaje de personas que se dicen afectadas por la crisis (62%), pero suben 6 puntos quienes señalan que la consecuencia de ella ha sido la pérdida de trabajo (62%). A ello se suma que los encuestados, pese a mantener una altísima aprobación del manejo económico de Andrés Velasco (73%), no piensan lo mismo en materia laboral. No sólo castigan con nota roja a la titular de Trabajo, Claudia Serrano (3,9), sino que un tercio desaprueba su gestión y un 59% dice que el gobierno «ha actuado tarde» en el desempleo.

No deja de llamar la atención que si bien Enríquez-Ominami posee un sólido 15%, este porcentaje es prácticamente el mismo de hace dos meses. Adicionalmente, al simular una segunda vuelta, el ex diputado PS (36%) deja de tener mejor rendimiento que Frei (39%) frente a Piñera. Y sólo un 27% percibe al «díscolo» parlamentario con capacidad de pasar al balotaje. Ello podría estar mostrando que Enríquez-Ominami aún no ha podido instalarse como candidato transversal, que apela tanto a electores de derecha, de centro como de izquierda. Esta situación no parece del todo irreversible si se piensa que cuando se pregunta "dónde ubica a los candidatos, de izquierda a derecha", los encuestados lo ubican en posiciones de centro, con cierto sesgo a la izquierda, muy similar a la de Frei, la que ciertamente es más de centro.

Hasta el momento, el «stablishment» de la Concertación aparece completamente alineado con Frei; sin embargo, las listas parlamentarias pueden generar algunos conflictos que pueden terminar siendo capitalizados por Enríquez-Ominami.

Fuente: La Segunda.
.