BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

jueves, 11 de septiembre de 2008

CHILE: Investigan en Chile formación de planetas similares a los del Sistema Solar.


Astrónomos de diferentes países investigan en Chile la formación de planetas que orbitan alrededor de estrellas jóvenes, tal y como habría sucedido en la creación de los que integran el Sistema Solar.

"Es una etapa importante para la comprensión de la formación de planetas,” dijo hoy en una entrevista con Efe el astrónomo belga del Observatorio Europeo Austral (ESO) Alain Smette.

Los científicos trabajan en el Observatorio Paranal en la región de Antofagasta, en el norte de Chile, donde se encuentra el “Very Large Telescope” del ESO.

"Es como regresar 4,6 mil millones de años en el tiempo para observar cómo se formaron los planetas de nuestro Sistema Solar,” agregó Klaus Pontopiddan, del California Institute of Technology, quien está a cargo de la investigación.

Smette y sus colegas analizaron tres estrellas similares al Sol, cada una rodeada de un disco de gas y polvo donde creen que se podrían estar formando planetas.

"Observamos brechas sin polvo en los discos, aunque en el interior aún existe gas molecular, lo que podría indicar la formación de planetas,” explicó el científico belga, quien recordó que los planetas se crean por la acumulación de polvo.

Los nuevos resultados no sólo confirman que el gas está presente en las brechas de polvo, sino que permiten a los astrónomos medir cómo se distribuye y cuál es su orientación.

"Lo novedoso del caso es que permite ver la distribución del polvo y el gas,” destacó Smette.

En el caso de una de las estrellas observadas, la SR 21, los investigadores trabajan con la hipótesis de la presencia de un planeta masivo y gigante orbitando a una distancia tres veces superior a la que hay entre la Tierra y el Sol.

La distancia a la que se encuentran las estrellas observadas -la más cercana está a 166 años luz de la Tierra y la más lejana a 391 años luz- requirió utilizar el instrumento CRIRES del “Very Large Telescope.”

El CRIRES es un mecanismo óptico adaptativo que corrige el efecto borroso de la atmósfera y ofrece una alta resolución espectral, explicó Smette.

Además, los astrónomos usaron una técnica conocida como “imagen espectro-astrométrica” para abrir una ventana hacia las zonas internas de los discos donde los planetas similares a la Tierra se podrían estar formando.

"Pese a que hace 30 años que se inventó este método, es la primera vez que obtenemos unos resultados tan precisos, los cuales nos han permitido tener acceso a lugares muy lejanos,” subrayó el astrónomo belga del ESO.

"Este tipo de observaciones complementan el futuro trabajo del observatorio ALMA, que captará imágenes de estos discos con gran detalle y a una escala mayor,” agregó Ewine van Dishoeck, del Observatorio holandés de Leiden, quien también trabaja en la investigación en el Observatorio Paranal.

ALMA es el proyecto que contempla la instalación de cincuenta radiotelescopios en el desierto de Atacama, al norte de Chile, que servirán para estudiar el origen de nuestro universo y la formación de galaxias, estrellas y planetas con una alta resolución.
El proyecto estará finalizado sobre el 2012 y se convertirá en el observatorio radio astronómico más grande del planeta.

Fuente: EFE.
.

No hay comentarios: