BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 22 de septiembre de 2008

EE.UU.: Obama y McCain se preparan para el primer debate.


Como púgiles en busca de un "nocaut", los candidatos Barack Obama y John McCain se prepararán esta semana para su primer debate en Misisipi, en lo que se perfila como el encuentro más esperado de la contienda por la presidencia de EE.UU.

El debate presidencial, el primero de tres de 90 minutos acordados por ambas campañas, se celebrará el próximo viernes 26 de septiembre en la Universidad de Misisipi y estará centrado en política exterior, un punto fuerte de McCain.

Se prevé que, al igual que en los debates de las primarias, en el primer cara entre Obama y McCain dominen asuntos como la guerra en Irak, la amenaza nuclear de Irán y la creciente influencia de países como China y Rusia en la palestra mundial.

Según las encuestas, la mayoría de los estadounidenses toma en cuenta los debates, en los que cada gesto es luego abono para psicoanalistas y comunicólogos, para decidir por quién votará en noviembre.

Algunos analistas señalan la impecable oratoria de Obama, pero también su dispareja actuación durante los debates de las primarias, lo que hace que aumenten las expectativas sobre su desempeño esta vez.

El primer debate, que sin duda será seguido por millones de televidentes en el mundo, sentará el tono para el resto de los debates y no dará margen para tropiezos.

Así, rodeados de expertos en política exterior, los candidatos estarán inmersos en las preparaciones para su primer encuentro, en el que se prevé que McCain insistirá en la inexperiencia de Obama.

McCain dio hoy un discurso en Baltimore (Maryland) durante la convención de la Asociación de la Guardia Nacional, que quizá sirva de anticipo a lo que le espera a Obama.

Al enumerar algunos de los retos que afronta EE.UU., entre ellos la crisis financiera y la guerra en Irak, McCain reiteró que Obama no ofrece liderazgo en ninguno de esos frentes.

Obama tiene ambiciones de ser presidente, pero "le hace falta juicio para ser comandante en jefe", aseveró McCain.

"En esta campaña, ambos candidatos prometen finalizar esta guerra y traer a los soldados de vuelta a casa. La gran diferencia es que tengo intenciones de ganar (la guerra) primero", aseguró.

El viernes pasado, la campaña de McCain emitió un anuncio que ataca la diplomacia de Obama por haber dicho, durante las primarias, que estaría dispuesto a dialogar con líderes como el presidente venezolano, Hugo Chávez.

La campaña de Obama catalogó el anuncio como otra "distorsión" de McCain y un "intento desesperado por distraer la atención" del hecho de que este representa "las mismas políticas de Bush".

El viernes próximo, Obama tampoco se quedará esperando los golpes, según fuentes de su campaña.

Obama, quien en julio pasado respondió a un reto de McCain y se embarcó en su primera gira internacional, intentará demostrar conocimientos en la arena mundial, pese a que las encuestas dan una mayor ventaja a McCain en ese campo.

McCain lleva 26 años en el escenario político en Washington y eso precisamente dará a Obama la oportunidad de remachar que el senador de Arizona no puede ser, a la vez, la "voz de la experiencia" y un agente de cambio, según observadores.

Consultada hoy por Efe, la campaña de McCain no ha querido divulgar detalles sobre cómo se prepara su candidato ni quiénes lo asesoran para el debate. Tampoco han soltado prenda sobre quién hará las veces de Obama.

Un blog político del diario The New York Times dijo el sábado que Obama partirá el martes rumbo a una localidad cerca de Tampa Bay (Florida) y suspenderá buena parte de sus actos electorales para sumergirse en las preparaciones para el debate.

Greg Craig, ex asesor de Bill Clinton y experto en política exterior, hará las veces de McCain en los ensayos.

La selección de Florida para los preparativos no ha sido aleatoria, pues Obama piensa demostrar a su base y a los indecisos que competirá "agresivamente" en ese estado, agregó el blog.

El propio Obama dijo en un acto de recaudación de fondos el viernes: "sería bueno si ganáramos en Florida".

"Podemos ganar esto (las elecciones) sin Florida pero, vaya!, sería más fácil si ganamos en Florida. Si ganamos Florida, es casi imposible que gane John McCain", observó.

Fuente: EFE.
.