BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

viernes, 26 de septiembre de 2008

CHILE: Setecientos mil millones de dólares… ¿Se da cuenta?


Son 700.000 millones de dólares que el presidente George W. Bush quiere sacar de las arcas estatales para evitar una debacle en el sistema financiero de Estados Unidos. Si usted observa que la población de Estados Unidos es de 300 millones, llegará a la conclusión de que el rescate que se dispone a pagar Bush para salvar el sistema, equivale a 2.330 dólares por cada habitante de su país, incluyendo los recién nacidos y los ancianos. Es decir, la gracia le costará más de un millón de pesos a cada norteamericano.

Y si asimilamos la cifra a nuestra realidad, verá que esos 700.000 millones de dólares representan más de cuatro veces el Producto Interno Bruto (PIB) de Chile. O si prefiere, son equivalentes a 15 veces la deuda externa del país.

Todo comenzó el año pasado, con la cesación de pagos de los acreedores hipotecarios, que acumulaban deudas por 400.000 millones de dólares. Y el conflicto se agudizó a mediados de septiembre, cuando el banco Lehman Brothers se declaró en quiebra, con un saldo en contra de 600.000 millones.

¿Le recuerda algo este oscuro panorama? ¿Recuerda los 5.000 millones de dólares que el régimen de Augusto Pinochet entregó a la banca privada en 1983, para evitar el descalabro del sistema financiero?

Así funciona el modelo neoliberal inspirado en el pensamiento de Milton Friedman, líder de la Escuela de Chicago. En Chile sus principales discípulos fueron los ministros de Hacienda de Pinochet Sergio de Castro, Rolf Lüders y Hernán Büchi. La esencia del modelo es el juego del mercado, la oferta y la demanda, la iniciativa privada y la libre empresa. El Estado debe reducir cada vez más su papel, para no entorpecer la libertad económica. Y así ocurrió, sobre todo a partir de la caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989, que marcó el fin de los “socialismos reales”.

Pero cuando el juego del mercado se vuelve tormentoso y alguien resulta herido –como el Lehman Brothers o la banca chilena en tiempos de Pinochet- hay que recurrir al Estado. Y el presidente Bush no tuvo más remedio que seguir el ejemplo de Hugo Chávez en Venezuela o Evo Morales en Bolivia… y decidió nacionalizar el banco que crearon los hermanos Lehman hace más de cien años.

¿Es que Bush se volvió socialista? ¿O es el modelo neoliberal el que muestra signos terminales? Joseph Stiglitz, profesor de la Universidad de Columbia y Premio Nobel de Economía en 2001, se inclina por esta última hipótesis, en declaraciones que publica el diario El País de Madrid, el pasado 21 de septiembre:

“En esta crisis –advierte Stiglitz-, observamos que las instituciones más basadas en el mercado de la economía se vienen abajo y corren a pedir la ayuda del Estado. Todo el mundo dirá ahora que éste es el final del fundamentalismo del mercado”.

Eso sucede en Estados Unidos y pasó antes en Chile. Pero Stiglitz parece referirse a la realidad chilena y latinoamericana cuando afirma: “Si observamos la desigualdad, que es la mayor desde la gran depresión, el problema es serio. Si observamos el estancamiento de los salarios, el problema es serio”.

“En este sentido, la crisis de Wall Street es para el fundamentalismo del mercado lo que la caída del muro de Berlín fue para el comunismo: le dice al mundo que este modo de organización económica resulta insostenible. Al final, dicen todos, ese modelo no funciona. Este momento es señal de que las declaraciones de liberalización del mercado financiero eran falsas”, agrega el economista.

Enrique Fernández
Periodista
Profesor universitario
.

1 comentario:

MIlton J. Laboy Rodríguez dijo...

Saludos Don Enrique:

Excelente escrito. Muy fácil de entender para aquellos que no comprenden mucho sobre la crisis de los mercados. Lo he copiado y enviado a varios de mis amigos, claro, con referencias del autor y la dirección de su blog.

Me apena decirle que aquí en Puerto Rico, la verdadera información esta bloqueada y manejada por los medios a conveniencia y en complicidad con los grandes intereses. El nuevo Día publicó una noticia sobre todo este asunto pero la convirtió en una especie de ovación al gobierno americano por la ayuda (rescate) que le dará a su pueblo al salvar la economía, ¡imagine!. Ahora en Puerto Rico, los que leen la prensa hablan de lo grande que es Bush al rescatar a su pueblo del fracaso económico. En otras palabras, no se habla de las verdaderas causas de la crisis del sistema capitalista y de que será la clase media americana la que tendrá que pagar por lo que los muchachos de Wall Street se robaron.

Realmente, no somos tantos en P.R. los que conocemos la realidad del fracaso de las teorías del mercado.

La falta de información y el fanatismo político no permiten que el pueblo identifique las verdaderas causas del estancamiento en la pobreza que sufre este pueblo.

Nuestros políticos, ni soñar que le hablen claro a este pueblo. están vendidos al capital.

Excelente su escrito.

Nota:

Traté de vincularme a sus artículos por el RSS pero cuando voy al marcador dice vacío. Quizás algo en su blog no esta funcionado, ó, quizás yo hice algo erróneo en el proceso. De verdad no lo sé.

Por el momento, añadiré su blog a mis recomendados.

Milton Laboy
MLaboy PR y el Mundo
http://mlaboypr.blogspot.com/