BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Perú: Proyecto de impuesto a favor de FFAA, similar al de Chile, crea polémica.


Un proyecto de ley presentado al Congreso peruano que busca crear un impuesto a la extracción minera y energética para fortalecer y modernizar a las Fuerzas Armadas -inspirado en la experiencia de Chile- generó una fuerte controversia entre políticos y analistas locales.

La iniciativa fue planteada por el vicepresidente peruano, vicealmirante en retiro Luis Giampietri, quien estimó que ese aporte sería "muy importante para darle a las Fuerzas Armadas un horizonte sostenible para su modernización".

Ello permitiría "reducir el desbalance que existe en materia de Defensa con otros países de la región", añadió en alusión a Chile.

Según Giampietri el objetivo es tener "la suficiente capacidad para crear una disuasión" por lo que propuso que se cree "un canon sobre la explotación de nuevos yacimientos en exploración, cosas nuevas que puedan aparecer" en materia de búsqueda de minerales e hidrocarburos.

El proyecto surge en momentos en que la prensa de Lima informa con amplitud sobre unos fondos acumulados que posee Chile, ascendentes a 3.000 millones de dólares, para la compra de material bélico.

Tales fondos provienen de la Ley Reservada del Cobre que entrega el 10% de los ingresos de la minera estatal chilena Codelco para adquirir armas. No obstante, el gobierno chileno busca derogar esa ley y reemplazarla por un sistema de compras plurianuales, donde el financiamiento deberá ser aprobado por el Congreso.

La iniciativa de Giampietri, que parece recoger la experiencia del vecino del sur, fue recibida con adhesiones, pero también con fuertes críticas.

El ministro de Defensa, Antero Flores Aráoz, respaldó el proyecto para crear el nuevo tributo. "Todo lo que signifique posibilidades de ingresos para las Fuerzas Armadas, bienvenidas sean. Sería suicida oponerme, pero es un tema que corresponde debatir al Congreso", anotó.

El ministro se quejó a inicios de mes por un recorte de 36 millones de dólares en el presupuesto de Defensa como parte de la política del gobierno para contener la presión inflacionaria. "Esa reducción no permitirá operar al sector con eficiencia", dijo en esa ocasión.

En el Congreso, el opositor Partido Nacionalista anunció que no respaldará el proyecto porque afectaría a las regiones del país que son las que se benefician con las regalías que pagan las empresas mineras e hidrocarburíferas.

La legisladora Hilda Guevara, del gobernante partido Aprista, dijo que discrepa con la iniciativa del vicepresidente pero que las regalías deben ser usadas "únicamente para combatir la pobreza".

El tema abrió fisuras en la alianza conservadora Unidad Nacional pues uno de sus líderes, Javier Bedoya, respaldó el proyecto para "potenciar equipos militares que en algunos casos son totalmente obsoletos".

Pero Rosa Florián, del mismo bloque, opinó que "se debe priorizar la lucha contra el hambre y después atender al sector Defensa".

La propuesta fue calificada de "descabellada" por el analista y director del diario Perú21, Augusto Alvarez, quien aseveró que la eficiencia de las FFAA "no se logrará comprándoles más juguetes, sino realizando reformas postergadas por la propia presión castrense, las que deberían conducir a una mayor transparencia y honestidad en el uso de los recursos".

Fuente: Diario Peru21.
.