BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 17 de septiembre de 2008

CHILE: Mineras extranjeras e impuestos.

.

Si extrapoláramos la situación de Codelco a las compañías privadas, podríamos decir que producir cobre en Chile a estas sociedades les resulta gratis porque se autofinancian con la venta de esos mal llamados subproductos.

Después de haber analizado los resultados financieros de las mineras extranjeras, los economistas Orlando Caputo y Graciela Galarce han mostrado que entre 2005 y 2007, los costos de estas compañías foráneas aumentaron 111%, lo que representa en el mismo período casi el doble de la cuestionada alza que registraron los costos de Codelco (67%), una situación que los medios de comunicación han informado de manera insistente. Pero no se ha dicho una palabra sobre el exagerado e injustificado aumento de los costos de las mineras privadas.

Los economistas Caputo y Galarce señalan que en un documento de Impuestos Internos, de junio de 2008, se indica que "disminuye la declaración de impuestos de las empresas mineras". De hecho, "el resultado es una disminución de 19,1% en los montos declarados, pasando de 3 mil 356 millones de dólares en 2007 a 2 mil 716 millones de dólares en la Operación Renta 2008". Concluyen: "El SII lanzará un programa de fiscalización especial para verificar las bases imponibles de las mayores empresas, concentrándose en las mineras".

A pesar de lo impresionante y lo preocupante de esta situación -pero como suele ser costumbre-, bastó que Alfredo Ovalle, máximo dirigente empresarial de las mineras privadas y al mismo tiempo presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), criticara a Impuestos Internos y justificara la caída en la tributación de las mineras particulares para que los dirigentes políticos de la Concertación y de la derecha ni siquiera se pronunciaran sobre el tema. En todo caso, el economista Julián Alcayaga se preguntó en otro documento, ¿tendrá alguna justificación técnica o económica este espectacular aumento de los costos de las mineras extranjeras en 111% en sólo dos años?

Los que vivimos y trabajamos en las mineras, sabemos que -técnicamente- no se justifica, pero es dable pensar que ha habido una lamentable alza de viejas malas prácticas y con ello dejar el mínimo posible en las arcas del Estado.

¿Cuáles son estas malas prácticas? Muchas, variadas y rebuscadas: "Los precios de transferencia entre empresas relacionadas", tanto lo que compran como lo que venden en el extranjero a empresas relacionadas pertenecientes al mismo grupo, en algunos casos se incluyen las de servicios, como el transporte y empresas maquiladoras propias que además, y en la mayoría de los casos, están domiciliadas en paraísos tributarios como Andorra, Liechtenstein, Bermudas, Bahamas, Islas Vírgenes. Que estas empresas relacionadas estén domiciliadas en paraísos tributarios es la condición esencial de este esquema de fraude: las utilidades que las mineras chilenas le traspasan tanto en compras como en ventas a sus congéneres quedan exentas de impuestos en esos lugares, pero eso aumenta los costos o disminuye las utilidades de la minera chilena, para así no pagar o pagar un mínimo de impuesto a la renta e impuesto específico a la minería.

La minera "chilena-foránea" compra camiones a la compañía relacionada domiciliada en Liechtenstein o Bermudas a precios que pueden ser el doble o más de lo que valen en el mercado internacional, con lo cual, la minera "chilena" sobrecarga sus costos para no tener utilidades en Chile; el sobreprecio es utilidad "limpia" para las empresas relacionadas y tampoco paga impuesto en el paraíso tributario en que se domicilian. Esta política ha sido usada hace décadas y es habitual en las transnacionales en sus relaciones con el Tercer Mundo. Explica por qué existen esos paraísos tributarios.

Alcayaga dice que con el mismo objetivo las mineras extranjeras así como todas las empresas extranjeras gastan centenas de millones de dólares en asesorías técnicas, jurídicas, de mercado efectuadas por empresas relacionadas con la casa matriz, asesorías que no siempre son necesarias o no se comprueba que efectivamente se hayan realizado. El objetivo es aumentar los gastos en Chile y trasladar utilidades al extranjero en forma de asesorías y pago de honorarios que tampoco tributarán en el extranjero. Se adiciona a esto, el abuso del mecanismo de "depreciación acelerada". El otro aspecto de los precios de transferencia está en las ventas de cobre y sobre todo concentrados a empresas relacionadas.

La maquilación declarada por estas empresas mineras contempla desde el proceso de estibado, arbitrajes en las leyes, análisis químicos, transporte, descarga y vuelta a cargar para llegar al destinatario para ser fundido y refinado. Decididamente, duplica los costos y eso lo pagamos los chilenos. No es todo: en una nota del economista Manuel Riesco se explica por qué las mineras privadas prefieren llevarse el cobre en concentrado.

En 2006, Codelco obtuvo ingresos por la venta de los subproductos del cobre (minerales como oro, plata, níquel, molibdeno, entre otros) mil 969 dólares por cada tonelada de concentrado vendida. Estos ingresos de Codelco por los subproductos cubrieron en 2006 casi la totalidad de los costos de la empresa estatal. Las privadas, en cambio, reportan unas cantidades mínimas por todos esos subproductos. Por tanto, si extrapoláramos la situación de Codelco a las compañías privadas, podríamos decir que producir cobre en Chile a estas sociedades les resulta gratis, debido a que se autofinancian con la venta de estos mal llamados subproductos.

En el Comité de Defensa y Recuperación del Cobre, en conjunto con la Coordinadora de Trabajadores del Cobre que ha sido creada por las más importantes organizaciones sindicales de la mediana y gran minería, tiene pruebas de estas prácticas fraudulentas, pero no se puede hacer mucho, porque según nos contestó el Consejo de Defensa del Estado (CDE) ante una denuncia sólo Impuestos Internos tiene las facultades para fiscalizar y accionar, cosa que aún no se materializa. A propósito de las facultades del SII, estas diferencias de precios entre empresas relacionadas está sancionado por la Ley 19.506 de 1997, que establece: "Cuando los precios que la agencia o sucursal cobre a su casa matriz no se ajusten a los valores que por operaciones similares se cobren entre empresas independientes, la dirección regional podrá impugnarlos fundadamente, tomando como base de referencia para dichos precios una rentabilidad razonable a las características de la operación, o bien los costos de producción más un margen razonable de utilidad".

Como el concentrado no tiene precio, porque se determina a partir del cobre fino contenido en el concentrado, y de ese valor se van descontando los procesos necesarios para transformar el concentrado en cobre fino, como la fundición y la refinación, pero además el flete, seguros, precios de participación, comisiones por venta, y otros cargos, Impuestos Internos, Aduanas e incluso Cochilco aducen que los controles no se realizan debido a que estos organismos no cuentan con el personal y los medios técnicos para hacerlo, según lo que declararon los directores nacionales de estos organismos en 2003 en la Comisión Especial del Senado sobre tributación minera. La falta de personal y de medios no puede deberse a una casualidad ni a falta de preparación o capacidad de las altas autoridades de Hacienda, que son las que dejan que nuestro país pierda miles de millones de dólares porque faltan 2 ó 3 millones para contratar personal calificado.

Las razones que explican esto son muchas, pero también son elocuentes y burdas. Por tanto, se trata de circunstancias que no son difíciles de investigar. Frente a este cúmulo de información seria, detallada y profesional resulta inconcebible la idea de seguir en esta parsimonia. Es por ello que la coordinadora hará llegar la información para que tanto el Gobierno, los parlamentarios de izquierda o de derecha, Impuestos Internos, la Contraloría General de la República y el Consejo de Defensa del Estado den una respuesta a Chile y los chilenos. Acompañaremos en este documento una carta tipo que certifique la recepción y exigiremos respuesta, aunque sea puerta a puerta. También haremos circular la información para que sea analizada en cada asamblea de los trabajadores mineros de Chile y como Coordinadora de Trabajadores del Cobre convocaremos a una conferencia de prensa.

Si al final no hay voluntad política para instalar esta discusión en el Congreso para parar este robo a Chile y a los chilenos, los "Verdaderos Mineros de Chile" se pondrán de pie y la Coordinadora de Trabajadores del Sector Minero, con el apoyo de otras organizaciones de trabajadores, organizaciones estudiantiles y otros sectores convocaremos a un paro nacional en diciembre.

Por Pedro Marín Mansilla, presidente de la Federación Minera de Chile.
.

No hay comentarios: