BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

miércoles, 22 de octubre de 2008

ARGENTINA: El Gobierno argentino suprimirá las AFP.

La decisión, que será anunciada este martes por la presidenta Cristina Fernández. Esta tarde, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunciará el envío al Congreso de un proyecto de ley para eliminar el sistema de AFJP, pasar al los fondos acumulados (unos 97.000 millones de pesos en títulos de deuda pública, acciones, fondos de inversión y otro ahorros, en total unos 30 mil millones de dólares de EEUU) y unificar a todos los aportantes y beneficiarios en el sistema de reparto solidario. El argumento es que la crisis financiera destrozó los ahorros que los trabajadores tenían en las AFJP. Pero, además, el Estado se garantizará así el ingreso (por aportes) de unos 15.000 millones de pesos adicionales por año.El sistema de jubilación privada, vigente desde 1994 y que cuenta con 9,5 millones de afiliados dejaría de existir en Argentina, y la razón no es otra que la crisis financiera internacional, que según el Ejecutivo de Cristina Fernández, ha afectado a las conocidas en Argentina como administradoras de fondos de jubilación y pensión (AFJP).

La decisión va a suponer un cambio radical para estas entidades controladas principalmente por bancos, entre las que se encuentra Consolidar, controlada por el grupo español BBVA también presente en Chile. Según el diario Clarín, el Estado asumirá los fondos de los trabajadores. Para ello, el Gobierno se plantea un retorno al sistema único y obligatorio de jubilación por reparto. Las AFJP sólo podrían subsistir gestionando fondos voluntarios aportados por trabajadores que quieran cobrar una jubilación privada distinta a la recibida por el Estado.

La propia presidenta argentina, Cristina Fernández, anunció los cambios en Buenos Aires y enviará al Parlamento un proyecto de ley con la reforma.

El titular de la Confederación General del Trabajo (la mayor central obrera del país), Hugo Moyano, se ha mostrado partidario de la reforma, ya que, a su juicio, con la crisis "las AFJP han perdido una cantidad impresionante de dinero y esto perjudica a los futuros jubilados". También coincidió en apoyar los cambios Hugo Yasky, titular de la CTA, otra central obrera independiente del Gobierno. "Es una medida trascendental para recuperar un sistema de jubilación que no tenga exclusiones", indicó Yasky.

Por el contrario, el diputado Federico Pinedo, de la opositora Pro, opina que "la propuesta de eliminación de las AFJP es una maniobra del Gobierno para quedarse con el dinero de los futuros jubilados".

El final de un sistema instaurado con Menem

El régimen de jubilaciones privadas fue instaurado durante la presidencia del peronista Carlos Menem, en la década de los años 90, momento en que los trabajadores comenzaron a poder elegir entre el sistema estatal o el sistema privado, sin posibilidad de cambiar posteriormente de opción, hasta el año pasado, cuando se decidió que los que hubiesen preferido el régimen privado pudiesen volver al estatal.

Clarín recoge en su edición digital que el inminente anuncio de esta reforma produjo ayer una abrupta caída de las acciones de los bancos argentinos. Al cierre de la Bolsa, Banco Macro caía un 9,8%, Banco Patagonia cedía un 8,3%, Banco Francés se desplomaba un 8,8% y Grupo Financiero Galicia perdía un 10%.

De los 9,5 millones de afiliados a las AFJP, sólo 3,6 millones aportan fondos mensualmente a este sistema privado. Unos cinco millones de argentinos cobran actualmente su jubilación a través del sistema estatal de reparto, el cual se nutre de las aportaciones de otros cinco millones de trabajadores.

Fuente: El Chileno.
.