BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 10 de noviembre de 2008

CHILE: El Ministro Gobierno Vidal dijo: que Sebastián Piñera no fue torturado ni exiliado.

El Gobierno replica a críticas contra la Presidenta.

Saliendo al paso de la oleada de críticas de la derecha chilena contra la Presidenta Bachelet, por no asistir a la inauguración del fastuoso memorial levantado en homenaje a Jaime Guzmán y, sin embargo, haber estado presente en el concierto de homenaje al centenario de Salvador Allende, el ministro Francisco Vidal, vocero de la Presidencia, resumió este domingo la postura del Gobierno ante el caso Guzmán.

"Al senador democráticamente elegido y asesinado, nuestro saludo”, dijo Vidal, y agregó que “al ideólogo de la dictadura militar, el silencio”. Guzmán, uno de los más cercanos asesores civiles del dictador Pinochet y bastión intelectual del régimen militar, fue elegido senador en los primeros comicios democráticos tras el fin de la dictadura, y asesinado por un grupo de “descolgados” de un frente armado de ultraizquierda, al salir de dictar clases en la Universidad.

En la ceremonia de inauguración del memorial a Guzmán, el senador Pablo Longueira, presidente de la Corporación Pro Memorial Jaime Guzmán, valoró el gesto de la mandataria de enviar al acto, en su representación, a dos ministros del comité político, Edmundo Pérez Yoma (Interior) y José Antonio Viera-Gallo (Presidencia).

Sin embargo, Longueira lamentó la ausencia de Bachelet: "La presencia de ella hubiera coronado con una fiesta de unidad nacional, creo que un Presidente debe saber distinguir cuando lo hace en representación de todos" dijo el senador.

Añadió que a su juicio, "ella desaprovechó, tal vez, una ocasión para que hubiésemos avanzado en la unidad. Hay gente de mi sector que cuando supo que yo la invité se enojó mucho y me pedía explicaciones, pero yo tuve la oportunidad de hablar con la señora Carmen (Errázuriz, madre del ex senador) y le planteé que la intención nuestra era hacer una ceremonia de Estado y ella me planteó que fuera así. Por eso le mandé la invitación de la Presidenta", explicó Guzmán.

En el acto, un grupo de asistentes levantó retratos de Augusto Pinochet y cantó una estrofa de la Canción Nacional en homenaje a los “valientes soldados”, que fue oficialmente eliminada en 1990, al retorno de la democracia.

El ministro Vidal, por su parte, defendió el concepto de unidad nacional que ha inspirado la Presidenta y reprochó las declaraciones del candidato presidencial de RN, el empresario Sebastián Piñera, quien aseguró que la inasistencia de Bachelet al memorial, no contribuye a la reconciliación de los chilenos.

Vidal declaró: "Lo resumo todo en una frase: La Presidenta ha demostrado en su vida las más grandes señales de unidad y reconciliación nacional (…) No fue Piñera el torturado de Villa Grimaldi, no fue Piñera el exiliado".

Por consiguiente, agregó el ministro Vidal, "no se gana en política criticando a la mujer Presidenta de Chile en un tema tan sensible para los chilenos y para ella misma como persona (…) Han sido críticas muy injustas. La vida de la Presidenta es un gesto permanente de unidad, reconciliación, consistente, coherente, sin oportunismo, sin la búsqueda del cálculo político”.

El empresario Sebastián Piñera, candidato presidencial de la RN y dueño, entre otras empresas, del canal de televisión Chilevisión, afirmó en el acto de homenaje a Guzmán que "yo respeto las decisiones de la Presidenta, pero creo que como Presidenta de todos los chilenos, debió haber estado hoy día. Perdió una gran oportunidad de hacer un gesto de unidad".

El gobierno debe "reconocer que un senador de la República que fue asesinado brutalmente es parte de la historia de nuestro país", enfatizó Piñera.

Por su parte, el presidente del Senado, Adolfo Zaldívar, ex militante del PDC, declaró que la Presidenta debió "tener un gesto, un acto de reconciliación de los chilenos, creo que eso es lo que uno debe aprender". Agregó Zaldívar que "de una vez por todas hay que dejar el pasado atrás y, en ese sentido, creo que hoy es el día para hacerlo".

Sobre las críticas del presidente de RN, Carlos Larraín, quien manifestó su molestia por la presencia de Bachelet en el acto que conmemoró al fallecido ex presidente Salvador Allende, pero no asistió al del senador Jaime Guzmán, el ministro aseguró que Larraín quiere competir hasta en los muertos.

“Nosotros no competimos, repudiamos las muertes, especialmente las que fueron bajo circunstancias políticas (...). Cuando no reconocieron a los detenidos desaparecidos, cuando no reconocieron a los que tiraron al mar, cuando no reconocieron a los degollados; esos yo se los recuerdo al señor Larraín”, afirmó el ministro Vidal.

Fuente: Diario Hispano Chileno.
.