BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 17 de noviembre de 2008

EE.UU.: Barack Obama insiste que cerrará la prisión de Guantánamo.

El presidente electo renunció a su escaño en el Senado

"He dicho de forma reiterada que planeo cerrar Guantánamo y lo haré", aseguró el próximo inquilino de la Casa Blanca durante su entrevista con el programa "60 Minutes", de la cadena de televisión CBS.

"He dicho reiteradamente que EE.UU. no tortura y me aseguraré de que no torturamos", insistió, para añadir que eso forma parte del esfuerzo que pondrá en marcha para restaurar la autoridad moral de Estados Unidos en el mundo.

Aseguró, además, que tan pronto como llegue a la Casa Blanca tras la toma de posesión del próximo 20 de enero se reunirá con sus asesores de seguridad nacional y los responsables militares y comenzará a "ejecutar un plan para retirar las tropas apostadas en Irak".

Otra de sus prioridades en política exterior será erradicar al grupo terrorista Al Qaeda "de una vez por todas".

Paralelamente, Obama renunció este domingo a su puesto en el Senado. "Hoy pongo fin a una etapa y empiezo otra", declaró Obama, de 47 años, en una carta en la que da las gracias al pueblo de Illinois, que lo eligió como senador hace apenas dos años.

"Dejo el Senado y me preparo para las responsabilidades que asumiré como próximo presidente de nuestra nación", añadió Obama, cuya ausencia en la Cumbre del G-20, celebrada el sábado en Washington, dio a la cita un carácter más de promesas que de acción.

La economía de Estados Unidos tuvo en el tercer trimestre del año la primera contracción (un 0,3 por ciento) desde 2001, las cifras de desempleo y ejecuciones hipotecarias llegan a niveles sin precedentes en varias décadas, mientras se contrae el gasto de los consumidores.

Las expresiones de unidad ante la crisis y cooperación para las soluciones, contenidas en el comunicado del G-20, quedan pendientes del dilema que encara Obama, un político que ha atraído gran simpatía en el resto del mundo pero que debe atender, primordialmente, a su país.

"Nunca olvidaré a los trabajadores en Galesburg que encararon el cierre de una fábrica a la que habían dado sus vidas, y se preguntaban cómo proveerían al cuidado de la salud de sus hijos enfermos, sin empleos y con poco ahorro", subraya Obama en su carta al pueblo de Illinois.

"Los problemas que encaramos como país son ahora más numerosos y difíciles que cuando yo llegué a Chicago", añadió el presidente electo, quien durante la campaña prometió que revisaría los pactos comerciales que EEUU ha firmado con otros países y a los que él atribuye la pérdida de millones de puestos de trabajo.

La cumbre resolvió que el G-20 tendrá otra reunión antes del 30 de abril, lo que abre un plazo de unos cinco meses y medio durante los cuales el mundo probará si la crisis financiera global puede esperar a que Obama llegue a la Casa Blanca, y da al nuevo presidente apenas dos meses para marcar el nuevo rumbo.

Diario Crítico Nueva York(Washington).
.