BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 1 de junio de 2009

BOLIVIA: Morales: “El Gobierno peruano sabe que va a perder en La Haya”.

El mandatario sostuvo que el problema no es con Perú, sino con su Gobierno y con el presidente Alan García.

El presidente boliviano, Evo Morales, aseguró que el Gobierno peruano sabe que va a perder en la Corte Internacional de Justicia de La Haya la demanda limítrofe contra Chile, una acción que a su juicio presentó para perjudicar a Bolivia en su búsqueda de una salida al mar.

"Tengo la información de que el Gobierno peruano sabe que la demanda la va a perder", dijo Morales en una entrevista concedida en La Paz el pasado 28 de mayo y publicada este domingo por La Tercera.

"Si existiera un problema entre Perú y Chile sobre los límites, la forma de resolverlo sería el diálogo. Pero para perjudicar a Bolivia hacen una demanda, para que Bolivia no tenga salida al mar. En el fondo es eso", recalcó el mandatario boliviano.

En la entrevista, Morales valoró la "relación de confianza" que existe con el Gobierno chileno, pero subrayó los enfrentamientos que mantiene con Lima, tanto por la salida al mar como por el asilo concedido recientemente por ese país a opositores bolivianos.

"Ellos están acusados en Bolivia de crímenes de lesa humanidad y no se les puede conceder asilo ni refugio. Y Alan García sabe eso. Es una abierta provocación. Tal vez quiere vengarse de nuestras diferencias ideológicas y políticas", afirmó Morales.

"Mi problema no es con Perú, es con su Gobierno, con su presidente (Alan García)", matizó Morales, quien acusó que "los problemas nacen cuando se vive una permanente agresión de parte del Gobierno del presidente del Perú".

A su juicio, esa "permanente agresión" se manifiesta en la demanda marítima presentada en marzo, con la que Lima busca obtener unos 35.000 kilómetros cuadrados de territorio marítimo que hasta ahora están bajo soberanía chilena.

Lima basa su demanda en el argumento de que los límites nunca han sido fijados, lo que Chile contraviene sobre la base de dos tratados, suscritos en 1952 y 1954, que Perú reconoció durante 50 años, además de una serie de acuerdos complementarios posteriores.

Para La Paz, esa modificación perjudicaría sus aspiraciones de obtener una salida al mar, que perdió durante la Guerra del Pacífico (1879-1884) que enfrentó a Perú y Bolivia con Chile, y que constituye uno de los puntos de la agenda bilateral con Santiago.

"Yo tengo información, proveniente desde las mismas estructuras del Estado peruano, que (para García) no puede ser que el corredor (de Bolivia) sea por la frontera entre Perú y Chile", dijo Morales al referirse a una de las posibles soluciones a su reclamo.

El gobernante manifestó que la demanda peruana busca tanto perjudicar las aspiraciones bolivianas como mejorar la "desgastada" imagen de García en su país, y basa estas afirmaciones en que el mandatario peruano no presentó la demanda en su primer mandato.

Esa demanda, según Morales, pretende trabar las negociaciones entre Chile y Bolivia, países que pese a que no mantienen relaciones diplomáticas desde 1978, cuentan desde 2006 con una agenda bilateral de trece puntos que incluye el tema marítimo.

Morales admite que ambos Estados, que este año enfrentan sendas elecciones presidenciales, van a tener que esperar a que concluyan esos procesos para seguir avanzando en las conversaciones, ya que "hacerlo durante las campañas lo convertiría en un tema electoral".

Sobre este conflicto marítimo se pronunció el pasado febrero el ex presidente cubano Fidel Castro, quien en un artículo opinó que hace más de un siglo la "oligarquía" chilena "le arrebató a Bolivia (...) la costa marítima que le daba amplio acceso al Océano Pacífico".

Morales, que asegura que no ha hablado sobre este asunto en los contactos telefónicos que ha tenido con Castro, cree que él "simplemente expresó un sentimiento internacional", aunque el presidente boliviano privilegia la vía bilateral.

"Prefiero relaciones de confianza a nivel bilateral entre Chile y Bolivia y no como antes, cuando se intentaba apelar a la comunidad internacional. Lo que yo quiero es resolver juntos el problema y no buscar mediadores, veedores o garantes", declaró el gobernante.

EFE
.