BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 8 de junio de 2009

ESPAÑA: La centroderecha gana elecciones y consolida su mayoría en el Parlamento europeo.

Baja participación: En España, el conservador PP dio un golpe al gobernante PSOE, que sufrió su primera derrota electoral a nivel nacional desde que asumió el poder en 2004.

La centroderecha consolidó ayer la mayoría que ya tenía en el Parlamento de la Unión Europea (UE), en comicios que golpearon a una izquierda debilitada.

El Partido Popular Europeo (PPE) es la primera fuerza política de la cámara de los 27 países de la UE con 267 bancas, mientras que los socialistas perdieron terreno y obtendrían 159 escaños, según las estimaciones sobre datos provisorios del Europarlamento.

Golpe a Zapatero

Una de las fuertes derrotas de la jornada fue la del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), del gobernante José Luis Rodríguez Zapatero, quien recibió el primer revés a nivel nacional en las urnas desde que asumió en 2004.

El Partido Popular (PP) español, de Mariano Rajoy, quien durante la campaña había pedido a los electores que votasen a favor de un "cambio político", obtuvo 42,23 por ciento de votos, frente al 38,51 por ciento alcanzado por el PSOE, según resultados parciales, informó ANSA.

En España, el resultado era considerado como un castigo al gobierno socialista por su gestión ante la crisis económica y el desempleo.

En tanto, en Italia, el partido del Pueblo de la Libertad (PDL) de Silvio Berlusconi confirmó ayer que es la primera fuerza política, al obtener, de acuerdo con los datos preliminares, el 33,1% de los votos en las elecciones europeas, consignó AFP.

Esto pese a las polémicas que en los últimos días enfrentó el Premier italiano, sacudido por la publicación de fotografías sobre fiestas privadas en su mansión en Cerdeña.

También en Alemania la oficialista Unión CDU/CSU, de la gobernante Angela Merkel, se confirma como la primera fuerza política del país, con 38%, pero pierde 6,5% con respecto a 2004, según datos preliminares.

Los socialdemócratas alemanes registraron un nuevo mínimo histórico con el 20,8%.

Además, el oficialismo resultó ganador en Francia, donde el partido conservador Unión por un Movimiento Popular (UMP), del Presidente francés, Nicolas Sarkozy, venció con el 27,70% de los votos, por delante del Partido Socialista, que apenas obtuvo un 16,76% y comparte el rol de segunda fuerza con el partido Europe-Ecologie, de Daniel Cohn-Bendit, con el 16,2%, de acuerdo con datos provisorios.

En el centro-este europeo se registraron sorpresas, con una baja afluencia en la mayor parte de los países, pero con un avance de la derecha y la extrema derecha, principalmente en Hungría.

El presidente de los populares, el francés Joseph Daul, manifestó estar satisfecho, después de los primeros resultados.

Para el presidente de los socialistas europeos, el alemán Martin Schultz, "es una noche muy triste para la socialdemocracia en Europa".

"Esperábamos seguramente un resultado mejor. Pero sabemos que en democracia la elección de los electores es respetada", afirmó.

Según los analistas, los socialistas, más divididos que nunca a nivel europeo y fragilizados en la esfera nacional de muchos países, perdieron durante la campaña una oportunidad de oro de capitalizar la crisis económica y erigirse como defensores del empleo y del bienestar social ante el liberalismo y los excesos del sistema financiero.

Posibilidad para Durao Barroso

La consolidación del grupo PPE abre la vía para la reelección de su candidato, el ex Primer Ministro portugués José Manuel Durao Barroso al frente de la Comisión Europea.

Los resultados parciales mostraron que el Partido Popular Europeo seguirá siendo el principal grupo del Parlamento, por delante de los socialistas, lo que refuerza su capacidad para establecer la agenda de una Cámara que aprueba muchas leyes en la Unión Europea y su presupuesto.

>> Gran Bretaña: Dura derrota del Partido Laborista

El Partido Laborista del Primer Ministro británico, Gordon Brown, sufrió una dura derrota en las elecciones al Parlamento Europeo (PE), en las que ha quedado en tercera posición con tan sólo un 16 por ciento de los sufragios, según una predicción de voto difundida por la BBC.

Según esta estimación, los laboristas caen más de seis puntos con respecto a los comicios de 2004 y son superados por el Partido Conservador de David Cameron, votado por un 27 por ciento de los electores y por el anti-europeo Partido por la Independencia de Gran Bretaña (UKIP, por sus siglas en inglés), que logró un 17 por ciento de los sufragios.

La proyección de voto de la BBC otorga un 14 por ciento a los liberal-demócratas, un 9 por ciento a los Verdes y un 6 por ciento al ultraderechista Partido Nacional Británico (BNP).

Este resultado vuelve a cuestionar el liderazgo de Brown, quien sufrió ayer otro mal rato cuando Lord Falconer, un destacado laborista, abogó, en declaraciones a la BBC, por el relevo del Primer Ministro.

Falconer pidió un debate urgente sobre el liderazgo del partido, criticando la gestión de Brown.

43,39% fue la tasa de participación que registró un nuevo récord mínimo de asistencia a la votación en toda la UE. En 2004, la participación fue 45,4%.

Fuente: El Mercurio.
.

1 comentario:

Damián dijo...

Aires saludables y esperanzadores de verdadero cambio limpian a Europa.
Dios quiera, por el bien de Chile, que estos mismos aires lleguen
a nuestro pais en diciembre.