BIBLIA, libro mío, libro en cualquier tiempo y en cualquier hora, bueno y amigo para el corazón, fuerte, poderoso compañero. Tu desnudez asusta a los hipócritas y tu pureza es odiosa a los libertinos.

Gabriela Mistral

lunes, 8 de junio de 2009

PERU: Alan insinúa que Bolivia y Ollanta están detrás de la rebelión indígena.

Alan García insinuó ayer que Evo Morales y sectores radicales (Ollanta Humala) estarían detrás de los incidentes ocurridos en la Amazonía. Los gobiernos de Perú y Bolivia llevan meses enfrentados por cuestiones limítrofes y las protestas indígenas se han saldado con 31 muertos, 23 policías y 9 indígenas. Hay además 3 policías desaparecidos, 155 heridos y 72 detenidos.

Alan García aseguró que "Nuestro país está sufriendo una agresión subversiva contra la democracia y contra la Policía Nacional. Frente a ella necesitamos responder con serenidad y con firmeza".

Además, para Alan detrás de los incidentes habría intereses internacionales: "Durante 55 días se ha intentado el diálogo e inclusive los llamados dirigentes nativos han suscrito actas que por consigna política y tal vez órdenes internacionales después desconocieron".

Para el Presidente peruano existe asimismo una "conspiración permanente" de grupos radicales "con inspiración externa" que busca detener el avance económico del Perú. Alan García aseguró que su país sufre "una agresión cuidadosamente preparada"

La ministra de Justicia de Bolivia, Celima Torrico, culpó al gobierno del peruano por el enfrentamiento entre policías e indígenas: "El único responsable es el Gobierno actual del vecino país...no hay nada de justificación para que haya tantos muertos, para que haya tanta matanza; ellos (el Gobierno peruano) saben que tienen que arreglar, es una preocupación (...). Aquí ha habido muertos y la vida humana no se recupera".

Repliegue indígena

El jefe del gabinete peruano, Yehude Simon, apoyó las palabras del Presidente y denunció que hubo un "complot contra la democracia, contra el gobierno y contra los peruanos" detrás de los sucesos violentos ocurridos en Bagua y Jaén. Responsabilizó directamente a los dirigentes nativos y a organizaciones políticas "por engañar a las comunidades nativas sobre situaciones que les podía pasar con sus tierras".

Además, se cree que el presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), Alberto Pizango, habría abandonado el país e ingresado a Bolivia. La jueza Norma Carvajal ordenó la detención de Pizango, a quien se responsabiliza de los actos de violencia ocurridos en Bagua.

Los indígenas alzados en varios puntos de la Amazonía han comenzado a replegarse y a abandonar los bloqueos. Rubén Binari, del Consejo Machiguenga del río Urubamba, integrante de la directiva de Aidesep, señaló que su organización apuesta por el diálogo: "Firmemos la paz en la Amazonía...Vamos a tener que movilizarnos, pero de otra forma".

Dos meses de protestas

El desalojo de varios tramos de la carretera Fernando Belaunde que permanecían bloqueados por unos 3.000 nativos, en Amazonas, desató los enfrentamientos entre policías y manifestantes. 639 agentes se enfrentaron a más de 5.000 indígenas.

El Gobierno Peruano declaró el estado de emergencia en Amazonas y decretó un toque de queda -desde las tres de la tarde y hasta las seis de la mañana- en las provincias de Bagua y Utcubamba.

Las protestas de los indígenas amazónicos comenzó a comienzos de abril con el objetivo de que el gobierno derogue decretos que, consideran, ponen en peligro sus tierras y su supervivencia, y que según ellos buscan la explotación de hidrocarburos en la región sin su consentimiento.

Fuente: Información y Análisis América Latina.
.